Relación México-Estados Unidos ITAM

Las relaciones México-Estados Unidos sobrevivirán al discurso de Trump

A un mes de la toma de protesta de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos, especialistas invitados por el Departamento Académico de Estudios Internacionales del ITAM, consideraron que la sobreexposición mediática del mandatario estadounidense ha generado un exceso de temor público en nuestro país aunque sus amenazas a las relaciones bilaterales son una realidad que no puede desestimarse a la ligera.

“Donald Trump ve enemigos en todos lados: en la prensa, en el primer ministro australiano, en México y donde sea”

-Rafael Fernández de Castro

Con un lleno total en la Sala de Conferencias del ITAM, académicos y especialistas dialogaron sobre los primeros treinta días del gobierno estadounidense. Para Rafael Fernández de Castro, la amenaza de Trump, aunque importante, no significa el fin del Estado mexicano ni de las relaciones bilaterales con Estados Unidos. “México no debe tomárselo tan a pecho”, dijo el  Jefe del Departamento de Estudios Internacionales del ITAM porque “Donald Trump ve enemigos en todos lados: en la prensa, en el primer ministro australiano, en México y donde sea”. Citando a otro académico, Fernández de Castro afirmó que el presidente de Estados Unidos es un “actor que siempre tiene una máscara, porque siempre está actuando, y, sin embargo, debajo de la máscara no hay mucho. Lo único que sabemos es que quiere ganar siempre, pero no hay ideología y en ese querer ganar solo trata de deslegitimar al adversario”.

Cuestión de percepciones

Luis Estrada, SPIN
Luis Estrada en la conferencia: 30 días de Trump. Imagen: ITAM

Las consideraciones de Fernández de Castro se complementaron con el análisis de Luis Estrada, Director General de Spin, Taller de Comunicación Política, proyecto especializado en manejo de crisis, para quien el caos de la  administración Trump es similar al de su campaña electoral, razón por la cual es difícil determinar si las propuestas de Trump llegarán a cumplirse.

“Estamos ante un fenómeno en el cual las noticias reportan lo que sucede en la casa blanca, lo que dice el presidente así como las consecuencias que tienen las acciones del presidente mientras que desde el púlpito (Trump) afirma que todo son noticias falsas y que el único medio creíble es Fox News”

- Luis Estrada, director general de SPIN

Estrada enfatizó que Trump, como presidente de los EEUU, es una fuente esencial para los medios de información y el mandatario utiliza esta ventaja a su favor. No importa, comentó el estratega político, si lo que el presidente dice es cierto o falso porque, de cualquier manera, se le va a dar cobertura. Y aunque parezca paradójico, si su discurso es mentira tendrá una mayor cobertura en el debate público. De acuerdo con el panelista, esta influencia de Donald Trump en los medios le permite tener el control sobre la agenda mediática. Cuando no quiera que se hable de un tema, saldrá a darle relevancia a otro asunto y la prensa deberá seguirlo.

Relaciones bilaterales

Las palabras del presidente Trump siembran dudas sobre la estabilidad de las relaciones México-Estados Unidos. Un delicado asunto que remarcó el Jefe del Departamento de Estudios Internacionales del ITAM al analizar las acciones de Trump más allá del discurso errático del mandatario estadounidense.

La principal amenaza, comentó Rafael Fernández de Castro, radicaba en la posibilidad que el jefe del ejecutivo derribara el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). Sin embargo, gracias a este escenario, hoy  existe en México un consenso que la renegociación o la cancelación del acuerdo no sería tan perjudicial. Tras salir del TLCAN tanto México como Estados unidos colocarían sus intercambios bajo las reglas de la Organización Mundial de Comercio (OMC) que incluyen aranceles muy bajos. Pese al tono proteccionista de Trump y el clima de incertidumbre que este genera, el especialista en relaciones internacionales remarcó que no estamos hincados ante Washington sino que estamos trabajando en la negociación. Afirmó que “el tiempo está a favor de México y los empresarios, a quienes Trump hace caso, saldrán en defensa de México porque nuestro país es un gran negocio para ellos”.

El académico del ITAM esclareció la diferencia entre las palabras  de Trump y la realidad de las relaciones México-Estados Unidos en uno de sus puntos más controversiales: el muro fronterizo. Resulta exagerada, según Fernández de Castro,  la retórica la actual administración sobre la gran obra que viene, pues la barda ya existe y no es siquiera una política nueva en el escenario estadounidense: “Lo que habrá será una bonita pared, pero no un nuevo muro”, remarcó al cerrar su reflexión.

Deja un comentario