Los retos de las mujeres en espacios laborales dominados por hombres

En una conferencia íntima y nutrida de información, Irene Espinosa, actual subgobernadora del Banco de México, reveló a los alumnos del ITAM  sobre los retos que ha tenido que enfrentar como mujer a lo largo de su carrera. También habló de su perspectiva sobre el panorama actual de la desigualdad de género presente en el mundo laboral.

La licenciada en Economía empezó compartiendo su historia personal, partiendo de sus comienzos en una escuela primaria mixta y laica. Irene confesó que esta educación mixta escondió, hasta cierto punto, el problema de ser mujer en ciertos ámbitos laborales, pero más adelante empezaría a encontrar una brecha real y preocupante.

“Cuando empecé a tener crecimiento profesional, comencé a notar que en las salas de juntas éramos cada vez menos mujeres. Entonces decidí empezar a educarme sobre el tema.”

Después de entender los acontecimientos históricos del movimiento feminista en el mundo laboral, la subgobernadora notó una discriminación directa y sistemática en contra de las mujeres en ámbitos laborales dominados por hombres.

Primera protesta industrial a favor de los derechos laborales de la mujer (1908)

Irene Espinosa: mujer en BANXICO

Iniciando su carrera como investigadora en BANXICO, en 1988, se interesó en la situación laboral de las mujeres en el sector financiero. 

“La tasa de entrada es bastante similar entre hombres y mujeres. Una vez que observamos los niveles medios (middle management) vemos que alrededor de 28% los tienen mujeres. Lo más preocupante es cuando observamos los niveles más altos - donde están los CFO y CEO”.

En América Latina solo el 7% de esos puestos (CFO/CEO) están ocupado por mujeres. Solo los países de medio oriente tienen niveles más bajos de participación en este sentido.

Situación en México y América Latina

En un momento de reflexión, la subgobernadora resaltó la situación actual, “es un tema triste el de Latinoamérica, ya que hace diez años se tenía un nivel de participación de mujeres en la alta gerencia de 5.1%. Solo hemos avanzado 2 puntos en 11 años”. Esto es preocupante porque existen varios estudios sobre los beneficios económicos del trabajo de las  mujeres en altos mandos. Los resultados convergentes en los estudios incluyen: mayor rentabilidad para empresas que tienen mujeres en niveles de toma de decisiones, mejor gobierno corporativo, mejores condiciones de trabajo y mayor compromiso organizacional. Irene complementa la información presentada por estos estudios,

“Tener a mujeres en posiciones de decisión se traduce en sustentabilidad para las instituciones. Es un tema de justicia y rentabilidad".

Lamentablemente, México falla en muchos frentes para proteger a las mujeres y ofrecerles las mismas oportunidades laborales que a los hombres. Irene comentó que “se tiene una visión mucho más arcaica en México que beneficia a la antigüedad y las relaciones personales en lugar de la meritocracia. Esto, muchas veces, perjudica a las mujeres”. Tenemos demasiadas barreras informales en nuestro país que afectan las oportunidades para las mujeres. Somos parte de una sociedad tradicionalista, estereotipada, con sesgos culturales y leyes atrasadas.

Uno de los momentos más interesantes de la conferencia ocurrió cuando el vicerrector. Dr. Alejandro Hernández, le preguntó a la subgobernadora sobre el bajo nivel de mujeres que deciden entrar al ITAM (solo un tercio de la población estudiantil son mujeres). La subgobernadora proporcionó al público con una respuesta muy interesante: habló de que son varios los frentes que pueden provocar la baja matrícula de mujeres.

Uno de estos es el tema cultural, ya que todavía existen mujeres no reciben el apoyo necesario de sus padres para estudiar los programas que ofrece esta universidad ya que existe un sesgo ancestral en el cual las mujeres han sido definidas dentro de un rol específico en la sociedad y ciertas carreras sacan a la mujer de estos espacios. Para contrarrestar este fenómeno, señaló que es importante que las escuelas y profesores tengan la capacitación adecuada para empoderar y formar a las alumnas y, a nivel familiar, que los hombres realicen actividades del hogar para que la mujer pueda buscar su propio desarrollo profesional.

Entendiendo el feminismo

No se puede negar que la falta de mujeres en posiciones de toma de decisiones es un problema grave en la sociedad Mexicana. Muchas veces se pierde la claridad del mensaje que tienen las luchadoras por la igualdad de género, denominando a las feministas como algo que no son. Irene describe el feminismo de una forma muy simple y acertada:

“Para mí ser feminista hoy en día significa pelear por las mismas oportunidades e igualdad de derechos”

La presencia de Irene y otras exalumnas que trabajan en estos temas, permite que nuestra comunidad tenga una mayor comprensión y educación de los mismos, lo cuál nos ayuda a trabajar en ellos desde nuestra propia universidad. Es importante que se mantenga un canal de comunicación abierto con activistas enfocados en estos temas para que se pueda informar y empoderar a toda la comunidad estudiantil, hombres y mujeres.

La lucha por la equidad es trabajo de todos, por lo que es labor tanto de hombres como mujeres esforzarse por eliminar la brecha que existe hoy en día, empezando por nuestra comunidad. Es vital que estos temas sean prioridad en nuestra agenda, para así poder trabajar juntos por un sociedad más justa y productiva.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.