2020: un año que transformó a nuestra comunidad

2020 ha sido un verdadero desafío para el mundo entero, nos ha enfrentado a una realidad distinta a la que estábamos acostumbrados y  la incertidumbre ha sido una constante. Sin embargo, el en ITAM hemos escuchado muchas historias de nuestra comunidad que nos permiten sostener que el 2020 también nos ha fortalecido, nos ha vuelto más resilientes y nos ha hecho valorar las cosas fundamentales de la vida.

ANUNCIO

Anuncio

A partir de finales del año anterior y en respuesta a demandas legítimas manifestadas por nuestra comunidad, en el ITAM asumimos una serie de compromisos a manera de oportunidad para renovar nuestro modelo de excelencia académica e incorporar el estandarte propuesto por nuestro Rector: el de la excelencia humana.

El ITAM ante el 2020

Aunado a la transformación institucional establecida por el doctor Arturo Fernández, la pandemia llegó a imponer nuevos retos en todos los sectores. En el educativo con el cambio de modelo presencial a uno a distancia, que en el ITAM significó un ajuste en las acciones y proyectos a corto plazo del recién fundado Centro de Docencia y Aprendizaje para centrarse en los esfuerzos para encontrar herramientas que facilitaran la transición a una vida universitaria en línea. En poco tiempo, toda nuestra comunidad logró adaptarse a la modalidad a distancia. El compromiso de nuestros estudiantes y profesores ante el entorno complicado nos llena de orgullo. Lo mismo el esfuerzo de todo el personal administrativo, sin cuyo apoyo, esta tarea titánica hubiese resultado imposible.

Asimismo, diversos proyectos del Instituto, algunos de amplia tradición y otros recién fundados este año, encontraron la manera de adaptar sus tareas a las modalidad en línea, o bien, encontraron en esta la oportunidad para llevar a cabo, en una dinámica distinta, sus estrategias y cumplir sus objetivos hacia la comunidad universitaria.

Durante 2020, desarrollamos y publicamos nuestra Declaración Principios, que constituye una guía de conducta para todos los miembros de la comunidad. Dichos principios son: excelencia; libertad de pensamiento y de expresión; libertad académica; integridad y responsabilidad; honestidad intelectual; no discriminación y respeto a la diversidad; legalidad; y, sentido comunitario y convivencia constructiva.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Compromisos y proyectos hacia nuestra comunidad universitaria

La Dirección de Asuntos Estudiantiles, establecida en diciembre de 2019, emprendió diversos proyectos que atienden a diversas problemáticas sociales actuales que aquejan a nuestra comunidad estudiantil. A través de la Subdirección de Atención a la Salud Mental, desde enero se ofrecieron casi un millar de consultas que iniciaron de manera presencial y, a partir del confinamiento sanitario continuaron de manera virtual a través videollamadas entre los psiquiatras o psicólogos con los pacientes. Asimismo, instauramos el programa ITAM Wellbeing para favorecer el bienestar físico, mental y emocional a partir de actividades como yoga, mindfulness, programas de ejercicio en casa y la publicación de artículos y videos relacionados con estos temas.

Además, desarrollamos el Programa Salvando Vidas, una jornada intensiva de talleres de prevención y postvención, y se convocó a la Comunidad para constituir brigadas de apoyo; ampliamos el convenio con la clínica de atención psicológica Casa Grana, y el servicio de la Línea Origen -instaurado en agosto de 2019- de 8 horas al día de lunes a viernes, a las 24 horas del día, los 7 días de la semana.


En materia de género, con la creación de la Subdirección de Género, Diversidad e Inclusión, generamos una importante red de colegas universitarios para lograr las mejores prácticas en la materia. Por otro lado, esta Subdirección se encuentra realizando un nuevo proceso de revisión a la segunda versión de nuestro Protocolo en contra del acoso con el objetivo de alinearlo a las mejores prácticas internacionales, fortalecer las medidas preventivas, y ampliarlo a temas como la violencia de género así como a la inclusión de la diversidad.

La comunidad estudiantil del ITAM en 2020

No deja de sorprendernos el compromiso y carácter que la comunidad estudiantil han mostrado durante este año. Tanto por su adaptación a la realidad que nos ha impuesto 2020 como por el entusiasmo que han demostrado en sus estudios y en los proyectos que los involucran con sus compañeros.

La edición de Becatlón ITAM 2020 fue una clara muestra de este compromiso. Se trata de un proyecto que durante cinco años ha promovido la cultura de la generosidad y el voluntariado entre toda la Comunidad. En la edición de este año, en modalidad a distancia, se superaron todas las expectativas con una participación y recaudación récord que triplicó lo recaudado en 2019. Del mismo modo, conseguimos realizar el Bazar ITAM 2020, en línea, y logramos recaudar una beca de manutención completa gracias a todas las personas que confiaron en el proyecto y participaron comprometidamente en este evento.

Por otra parte, promovimos los programas Colega ITAM 2×2 y el de Acompañamiento Académico para ​facilitar la integración de los alumnos de nuevo ingreso a la vida universitaria, y reinventamos el programa de Introducción a la Universidad dirigido a los estudiantes de nuevo ingreso para, en 3 días, orientarlos e integrarlos mejor a nuestra comunidad. Además, en enero de 2020 establecimos la iniciativa Diálogos con el Rector, que consiste en reuniones periódicas en las que los estudiantes exponen personalmente sus inquietudes al rector Arturo Fernández​.

Medidas ante el confinamiento por el Covid-19

A partir del distanciamiento social y el cambio de modelo, de presencial a en línea, iniciado en marzo de 2020, tomamos una serie de decisiones para favorecer a nuestra Comunidad y aportar tranquilidad ante la coyuntura. Entre ellas podemos mencionar que se preservaron todos los puestos de trabajo, incluidos los servicios externos al Instituto; anunciamos que no habrá incremento de colegiaturas en 2021 y que se amplió la ayuda financiera para quien lo ha necesitado.

Asimismo, durante los semestres de Primavera, Verano y Otoño de 2020 y hasta que retornemos al modelo presencial, suspendimos la aplicación del último párrafo del artículo 27 del Reglamento de Alumnos que dispone que “el examen de fin de cursos debe ser aprobado para que puedan tomarse en cuenta los demás criterios de evaluación”.

Por otro lado, anunciamos que las materias dadas de baja y reprobadas durante el semestre de Otoño de 2020 no se tomarán en cuenta para cuestiones de violaciones al reglamento y establecimos un mecanismo para apoyar la recuperación académica de aquellos estudiantes que fueron diagnosticados con la enfermedad COVID-19​.

Durante todo 2020, en el ITAM hemos trabajado intensamente para atender las necesidades de todos los que formamos parte del Instituto y los desafíos que la pandemia impuso al quehacer educativo. Se trata de un proceso en marcha, que ha implicado aprendizaje continuo para todos, flexibilidad para equivocarse y rectificar, y buena voluntad de los involucrados. Estamos muy agradecidos de contar con una comunidad tan comprometida. Estén seguros de que en el futuro mantendremos estas innovaciones e incorporaremos otras.

Si bien nos falta camino por andar para situarnos en el nivel de excelencia humana que nos propusimos, empezamos a observar varios cambios significativos y en esta transformación no hay marcha atrás.

ANUNCIO

Anuncio

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.