75 años del ITAM

El 1 de julio de 1946 el ITAM abrió sus puertas en el 5° y 6° piso del edificio ubicado en la calle de Palma Norte 518, en el centro de la Ciudad de México, con 23 alumnos inscritos. Hoy, a 75 años de aquellos sucesos que dieron origen a esta Institución, destacamos algunos episodios importantes en la historia del ITAM.

ANUNCIO

Anuncio

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El Instituto, nombrado inicialmente Instituto Tecnológico de México, ITM, como fue fundado por la Asociación Mexicana de Cultura A.C., reunía a un destacado grupo de banqueros, industriales y comerciantes, liderados por Don Raúl Baillères, con el propósito de hacer de la educación superior el motor del cambio industrial y económico de México. Los fundadores -tal como lo ha expresado el Rector Dr. Arturo Fernández– “reunieron donativos, se informaron, consultaron y convocaron a académicos nacionales e internacionales para hacerlo bien: como se debe. Así nació el ITAM, fruto de una gran generosidad y de una admirable visión de esperanza en la educación y en el futuro de México”.

Desde sus inicios, el ITAM se propuso formar profesionistas capaces de impulsar y generar, en los ámbitos económico, técnico y administrativo, un nuevo modelo de desarrollo para México. La Escuela de Economía, carrera pionera de nuestro Instituto, fue el motor que lograría tal propósito y, si bien el primer grupo de 23 alumnos estuvo conformado enteramente por hombres, poco después, en marzo de 1947, se inscribiría la primera mujer a la carrera de Administración de Negocios: Gloria Cárdenas Andrade.

La historia del Instituto, tal como lo escribe la Dra. Marta Eugenia García Ugarte en su libro Tiempo y memoria. Historia del ITAM, “[…] no ha sido uniforme ni simple. Por el contrario, las diferentes modalidades de organización que fue asumiendo a lo largo de su historia ofrecen una rica y compleja diversidad institucional que es parte de su patrimonio y legado, y la razón de su importancia y singularidad en el medio educativo nacional”.

José Bravo Silva, matrícula 1 de la Licenciatura en Economía del Instituto, compartió con la Dra. Marta Eugenia García Ugarte, cómo eran aquellos primeros años en el Instituto Tecnológico de México:

“El número de alumnos era reducido y sumamente variado, porque en él habían arquitectos, licenciados y algunos que, aunque todavía no se recibían, ya habían terminado la carrera de licenciado. Así, el único que venía de la preparatoria era yo: era el chico, el que llegaba ahí nuevo.” Tiempo y memoria. Historia del ITAM, 2016.

La misión del Instituto es contribuir a la formación integral de la persona humana y al desarrollo de una sociedad más libre, más justa y más próspera y aspira a la excelencia académica y a la excelencia humana en la búsqueda de la verdad, el bien y la belleza. El ITAM reconoce, de acuerdo con sus Estatutos, tres principios básicos para normar su actividad: la autonomía universitaria, la libertad de cátedra y el sentido comunitario.

El último lustro de la historia del Instituto se marca por varios momentos que han definido la vida reciente de la comunidad del ITAM.

Uno de esos momentos ocurrió en 2017, cuando las personas de la comunidad ITAM mostraron su solidaridad ante los afectados por el sismo del 19 de septiembre: el Instituto abrió las puertas del campus Santa Teresa a 400 alumnos de la preparatoria del Tecnológico de Monterrey campus CCM. Por su parte, el Consejo de Alumnos abrió un centro de acopio a las afueras del ITAM horas después de la tragedia, y la respuesta de la comunidad fue tal, que un día después, el centro de acopio se trasladó al estacionamiento establecido en el terreno colindante con Periférico. Asimismo, la comunidad itamita tuvo una presencia importante en distintas brigadas de rescate.

El 2020 fue un año de transformación institucional, ya que el ITAM asumió una serie de compromisos a manera de oportunidad para renovar su modelo. Entre los proyectos que se desarrollaron durante ese año, podemos mencionar la creación de la Dirección de Asuntos Estudiantiles, del Centro de Docencia y Aprendizaje y del Centro de Estudios del Bienestar del Instituto. Además, la apertura de un espacio para la convivencia, la recreación y la práctica de actividades deportivas: el Parque de las Velarias, que fue inaugurado en diciembre de 2020.

Por otro lado, en ese mismo año, se publicó la Declaración de Principios del Instituto, documento que rige y guía la conducta de las personas que integran a la comunidad bajo los principios de: Excelencia, Libertad de pensamiento y de expresión, Libertad académica, Integridad y responsabilidad, Honestidad intelectual, No discriminación y respeto a la diversidad, Legalidad, y Sentido comunitario y convivencia constructiva.

También en 2020, la pandemia de Covid-19 significó un reto importante a nivel mundial. Ante ello, el ITAM continúo sin interrupción con sus actividades, en cada una de las cuales, se vio reflejado el compromiso de todas las personas de la comunidad por continuar con las actividades académicas de manera en línea ya que, apenas una semana después del distanciamiento social, todas las actividades académicas ya estaban en marcha de manera digital. Además, podemos mencionar el cúmulo de seminarios en línea, actividades, clases, exámenes profesionales y eventos exitosos como el Becatlón, nuestro Bazar ITAM y la celebración de los graduados acompañados de los tradicionales Mariachis, así como muchos otros eventos especiales que organizaron tanto estudiantes como profesores, enteramente en línea.

Después de más de un año de distanciamiento, esta casa de estudios reabrió sus puertas el lunes 14 de junio de 2021, comenzado el proceso de regreso a nuestra querida Institución, de manera segura y en la medida en que las condiciones sanitarias lo permitan, el ITAM continuará con sus puertas abiertas a toda la comunidad, del mismo modo que, hace 75 años, abrió por primera vez sus instalaciones para recibir a sus primeros estudiantes.

Con motivo del 75 aniversario del ITAM, compartimos con ustedes la reflexión de uno de nuestros queridos profesores, el Dr. Carlos de la Isla: “Hay quienes afirman que no se debe exigir demasiado a la Universidad que finalmente es una institución con todas las limitaciones de una sociedad real; pero si no es en la educación y en la Universidad, no veo dónde se pueda fincar esperanza”.

Conoce más sobre la historia del ITAM en itam.mx o a través del libro Tiempo y memoria. Historia del ITAM, consultable en nuestra Biblioteca Raúl Baillères.

ANUNCIO

Anuncio

3 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Eduardo Velasco dice:

    Muchas Felicidades a mi queridoITAM.

  2. Eduardo Velasco dice:

    Muchas Felicidades.

  3. Juan Arturo Soto Obregon dice:

    Como exalumno, me siento muy orgulloso de pertenecer a la comunidad ITAM egrese en 1984 de la carrera de Contador Publico y Auditor. Felicidades a todos. Juan Arturo Soto Obregon.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.