Cibercrimen: qué hacer para prevenirlo

¿A qué nos estamos enfrentando en el futuro de la información, en el escenario donde tenemos tantos negocios digitales al alcance de nuestras manos? El Maestro Fernando Gamallo explicó en el ITAM la ciberseguridad y importancia de proteger nuestra información virtual, especialmente en el caso de los jóvenes, para la correcta prevención del cibercrimen.

Gamallo comenzó su presentación hablando de la brutal producción de información que se ha llevado a cabo en los últimos 15 años y que calificó como una “revolución de la información”. Esta se manifiesta en la conexión mundial de forma digital.

La importancia de la información en las últimas generaciones

Para entender la influencia que el acceso a la información y a los medios digitales tienen en nuestras vidas, Gamallo procedió a explicar las preferencias de consumo y su evolución en los últimos cien años. La tecnología ha adquirido cada vez mayor presencia en la vida diaria de los individuos, desde los nacidos a principios del siglo XX, conocidos como la “generación silenciosa, y culmina con la más reciente, la Generación Z. Es a la Generación Z cuya destreza en el uso de la tecnología le permite tener el mundo en sus manos. También la conexión digital entre personas y cosas es cada vez mayor. Los índices de consumo de servicios del 2018 demuestran que las aplicaciones y dispositivos electrónicos facilitan que el entretenimiento, transporte, consumo e interacción.

El lado peligroso de las nuevas tecnologías

Este auge de la tecnología ha traído consigo el surgimiento del llamado crimen cibernético (o cibercrimen). En todo el mundo, individuos y empresas han sido objetivos de ataques que buscan robar datos personales de usuarios, los cuales pueden ser contraseñas, datos de tarjetas de crédito, escaneos de pasaportes, cuentas de correo electrónico, números de teléfono, expedientes clínicos, historiales de compra o de crédito, localizaciones GPS y cuentas de juegos. Nuestros dispositivos tienen registrados los datos de acceso a información personal, y es el incentivo financiero de que la información tenga precio en el Dark Web Market Price Index lo que lleva a que este auge de que la economía virtual sea objeto de ataques virtuales. Solo en México, la población recibe 1.5 millones de ataques cibernéticos al día (Forbes) y el 79% de las compañías mexicanas han sufrido un ciberataque (El Financiero).

Distintos tipos de cibercrimen

El profesor Gamallo procedió entonces a exponer las diferentes tácticas de robo de información usadas hoy en día. Estas son: ingeniería social (manipulación psicológica durante la interacción humana para obtener información, realizar fraudes u obtener acceso ilegítimo a los equipos de las víctimas), phishing (uso de correos electrónicos u otras herramientas tecnológicas para suplantar la identidad de un organismo de confianza y robar información), vishing (ingeniería social a través de voz que recrea voces automatizadas semejantes a las de entidades bancarias), smishing (técnica de suplantación para obtener información personal a través de sistemas de mensajería) y fappening (suplantación de identidad utilizada para obtener fotos íntimas de celebridades en el 2014).

Estos métodos usan como herramienta un Malware (Malicious Software), un programa que al introducirse en los dispositivos, bloquea, corrompe o secuestra la información usando un ataque día cero, que explota vulnerabilidades de un sistema operativo o una aplicación que son desconocidas para los usuarios.

Fernando Gamallo. FOTO: ITAM

 

Medidas para prevenir el crimen cibernético

Por último, el doctor Gamallo presentó diversas estrategias que usuarios de dispositivos electrónicos pueden implementar para proporcionarle la máxima protección posible a su información, y de esta forma prevenir un cibercrimen. Estas incluyen: respaldar la información, mantener actualizado el sistema operativo en los dispositivos, instalar un software antivirus, crear contraseñas únicas, elegir respuestas de seguridad creativas, evitar usar WiFi gratis, cuidar información dentro y fuera de redes sociales, revisar los estados de cuenta de forma regular, verificar el estatus financiero, bloquear el celular, evitar apps que exijan la ubicación y evitar usar memorias USB ajenas. 

Fernando Gamallo es licenciado en Comunicación y Electrónica por parte del Instituto Politécnico Nacional y M7.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.