La conquista de México y sus consecuencias hoy en día

La conquista de Tenochtitlán en 1521 ha sido un tema discutido y analizado incontables veces;  por su relevancia histórica así como por sus implicaciones sociales y políticas en la actualidad. A casi quinientos años de la caída de la ciudad azteca, se siguen repensando los efectos que siguen estando presentes en México. Para analizar a fondo dichos efectos, el Centro de Estudios Alonso Lujambio invitó a Raquel Urroz, doctora en historia, para discutir las implicaciones que tuvo y sigue teniendo la conquista. En el seminario se buscó analizar el pasado y la historia ya conocida, para intentar explicar los sucesos que se siguen presentando hasta hoy en día.

Anuncio

¿Cómo se dio la conquista?

La Dra. Urroz comenzó por explicar la importancia de analizar el pasado para hacer conciencia de los procesos por los que ha pasado México. Desde la primera expedición de Colón hasta la expedición de Cortés pasaron 30 años de experimentos para la pacificación, sometimiento o ataque a la población natal. Se fundaron villas, se repartieron encomiendas y se sometió a los nativos para esclavizarlos. A partir de las primeras expediciones, los encuentros agresivos con los locales, en especial los mayas, cambió la forma en la que los españoles percibieron a los indígenas. Los españoles comprendieron la necesidad de estar bien armados durante las expediciones, así como la importancia de formar alianzas y relaciones con los locales.

Tenochtitlán era una de las ciudades más grandes en el México prehispánico
Tenochtitlán era una de las ciudades más grandes en el México prehispánico. FOTO: ITAM

Una vez que los españoles llegaron a la ciudad de Tenochtitlán, se hizo evidente que los indígenas no eran salvajes ni estaban atrasados políticamente. Ciudades grandes como Teotihuacán, Cholula, Xochicalco y Tula mostraron a los españoles que las ciudades de los nativos tenían un trasfondo cultural vasto y ciudades altamente desarrolladas. Tenochtitlán tenía un estado hegemónico, con alianzas entre las ciudades cercanas, una sociedad militar con culto a la guerra, y muchos enemigos políticos. La religión politeísta de los indígenas y sus tradiciones violentas causaron que los españoles se decidieran a acabar con la idolatría. La caída de la ciudad de Tenochtitlán solo fue posible debido a las alianzas que se formaron con pueblos enemigos de los aztecas, la diferencia tecnológica y las tácticas españolas de sabotaje.

Los efectos hoy en día

Para comenzar con la reflexión sobre los efectos en el presente, se reflexionó sobre cómo habría sido la conquista si hubiera sido hecha por otro país imperialista. La Dra. Urroz comentó que el imperialismo y el colonialismo de los principales países conquistadores probablemente hubiera eliminado casi por completo la cultura y la herencia indígena. Otra cuestión tratada fue el rechazo a la conquista y a las figuras españolas hoy en día. La doctora en historia señaló el 12 de octubre como un momento de recordar nuestro pasado colonial. La fecha muestra el resentimiento hacia la conquista española,  porque se toma como un amargo recuerdo del imperialismo y la guerra.

Raquel Urroz y Horacio Vives.
Raquel Urroz y Horacio Vives. FOTO: ITAM

Para terminar con el seminario, Urroz destacó la importancia de conocer el pasado para comprender el futuro. Asimismo, la Dra. motivó a los asistentes a analizar la continuidad y la ruptura de México con su pasado y cómo ha impactado la cultura mexicana. Horacio Vives, moderador del evento agradeció la participación de la doctora en historia y admiró su pasión e interés por el pasado de México. Invitó a los jóvenes a repensar la historia, el legado y la herencia de la conquista y cómo nos llevó a donde nos encontramos hoy en día.

Anuncio

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.