“El mundo cada vez cambia más rápido y nos quedamos atrás…”

Después de un largo proceso de selección -desde febrero hasta octubre de este año y compitiendo contra 1025 aspirantes- Gabriel Terres ha sido seleccionado dentro del concurso de Ingreso al Servicio Exterior Mexicano. Cursó la licenciatura en Relaciones Internacionales, hizo una especialidad en Integración Europea, y una maestría en Desarrollo.

Captura de pantalla 2016-06-20 a las 12.40.48
En cuanto a la importancia de un enfoque que permita ver el aspecto internacional cuando pensamos en los problemas contemporáneos, Gabriel comenta:

"El mundo cada vez cambia más rápido y nos quedamos atrás pues nos tardamos en entender las transformaciones y en adecuar las políticas públicas para enfrentarlas. Creo que es un reto muy padre desde el sector público diagnosticar qué es lo que está pasando y diseñar la manera de alcanzar a estos cambios, adecuar los marcos institucionales a lo que está pasando -aunque la adecuación nunca será completa".

A la distancia, ¿qué consideras importante en cuanto a la formación que el ITAM te ofreció como alumno de Relaciones Internacionales?

Cuando yo entré, en el 96, el programa era relativamente nuevo y el ITAM ofrecía, además del aspecto tradicional para un internacionalista, como teoría o historia, herramientas no tradicionales como economía y contabilidad, lo cual lo volvía más atractivo. Por otro lado, ofrecía la flexibilidad de horarios necesaria para empezar a trabajar pronto, algo que fue muy importante para mi formación pues comencé aproximadamente en tercer semestre haciendo prácticas en la Secretaría de Relaciones Exteriores.

¿Qué intereses detectas en tu generación en cuanto a las áreas de estudio en las relaciones internacionales?

Siempre América del Norte le llama la atención a todo mundo porque al estudiar Relaciones en México, Estados Unidos es un tema obligado; sin embargo, el ITAM permite explorar otras opciones como Europa, América Latina, Medio Oriente...

¿Y a ti qué te interesa en particular?

En la tesis de licenciatura investigué sobre el tema de telecomunicaciones en México y Estados Unidos en el marco de la OMC, y en la especialidad y maestría trabajé sobre el Plan Puebla Panamá, primero comparándolo con las políticas de desarrollo regional y cohesión social europeas, y después haciendo un análisis de los mecanismos de participación social involucrados.

¿Qué nos puedes platicar sobre el Concurso de Ingreso al Servicio Exterior?

Ha sido un proceso muy largo, pero muy interesante, que comenzó en febrero de este año con la Convocatoria de la Secretaría de Relaciones. Después de la entrega de papeles, dos periodos de exámenes, una serie de entrevistas y finalmente de una tercera etapa que consistió en un curso de capacitación en Estudios Diplomáticos y un periodo de prácticas junto con otras 25 personas, fui seleccionado. Tuve la suerte de, a través de un sorteo, quedar asignado en India.

¿Cuál será tu trabajo a partir de ahora y cuánto tiempo estarás fuera?

El servicio consiste en apoyar las secciones consulares, ya sea en Consulados o Embajadas, en distintos países alrededor del mundo. El trabajo depende de qué sección consular sea: en Estados Unidos se trata principalmente de protección a mexicanos y en el resto del mundo es documentar extranjeros y promoción económica; cuando hay Embajada también consiste en dar servicio a los extranjeros que quieren venir a México a invertir o como turistas, de investigación, etc. En cuanto al tiempo, en principio pueden ser de dos a cuatro años, pero esto se revisa en el transcurso. A los dos años se abre una rotación y se intenta empatar las necesidades de la Secretaría con las de las personas, puedes estar hasta ocho años fuera del país.

A lo largo de tu formación académica y profesional, ¿cuáles son los retos que detectas más importantes para México?

México no ha logrado generar las oportunidades necesarias para la gente que tenemos en el país; mientras no las genere vamos a seguir expulsando a las personas, y mientras esto siga sucediendo mantendremos ese punto débil en cuanto a la relación con Estados Unidos, pues aunque su dependencia económica de la población hispana es grande, México no debe mantener las condiciones que sacan a su gente del país. El segundo punto de gran importancia es la definición colectiva del interés nacional, ya que siempre permanece como un concepto muy confuso y vago, pero es imprescindible para saber qué se va a buscar de aquí en adelante en materias como seguridad nacional, economía, migración, medio ambiente. Siendo México la décima economía mundial, y si quiere realmente participar dentro de los diez primeros países en el mundo, tiene que tener un rol más importante y decisivo en los temas que definen el sistema internacional y los sistemas regionales. El reto es concentrarse en organismos, áreas y participaciones estratégicas, y sin la definición del interés nacional, esto no se puede lograr. Por supuesto que un último punto sería el crecimiento; la estabilidad económica es muy importante, es básica, pero sin crecimiento el país sufrirá presiones muy fuertes.

Deja un comentario