Ceremonia de entrega de los premios “Carrera al Universo” y “Mérito Profesional” 2015

Desde 1999, el ITAM y la Asociación de Exalumnos otorgan los premios “Carrera al Universo” y “Mérito Profesional”. Para la edición 2015, el Dr. José Antonio Meade Kuribreña, Secretario de Desarrollo Social, fue el merecedor del premio “Carrera al Universo”, máxima distinción con la que el ITAM reconoce a un exalumno por sus más de treinta años de una trayectoria profesional destacada.

Por otro lado, el premio “Mérito Profesional”, por su parte, se otorga a egresados con por lo menos 15 años de desempeño profesional meritorio en los sectores público, emprendedor, corporativo, social y académico.

La ceremonia contó con la distinguida presencia de Don Alberto Baillères, Director de la Junta de Gobierno del Instituto, del rector, Dr. Arturo Fernández; del presidente de la Asociación de Exalumnos, Lic. Igor Rosette Valencia, y del Mtro. Juan Pablo Baillères, exalumno que preside el comité de premiación.

El Dr. Meade, egresado de la Licenciatura en Economía en el ITAM, abogado por la UNAM y doctor en economía por la Universidad de Yale, es el primer mexicano que ha sido titular de cuatro secretarías en períodos presidenciales distintos. Al recibir el reconocimiento, el Secretario reconoció los méritos de los galardonados del Premio Carrera al Universo de años anteriores y mencionó este reconocimiento le representa un incentivo para redoblar esfuerzos en las tareas que ejerce, así como una invitación a poniendo a México en el centro su empeño. Por otra parte, reconoció la formación que ofrece nuestra institución a sus alumnos: “libertad responsabilidad y solidaridad, junto con la excelencia académica dan sustento a la obra educativa del ITAM y, por extensión, contribuyen a transformar la vida de México” afirmó.

El Dr. Arturo Fernández, aseguró que nuestra institución se ha construido con el mérito como valor esencial para el desarrollo y la justicia. Asimismo, reconoció la importancia de la formación en valores humanos que otorga el ITAM a sus egresados, reconociendo especialmente a los galardonados, a quienes definió como “heraldos de nuestra misión, portadores de nuestros valores, son luz y esperanza, inspiración, alegría y empeño infatigable. La más preciada recompensa a la labor educativa del Instituto”.

Ambos celebraron la presencia de Don Alberto Baillères y aprovecharon la oportunidad para felicitarlo por haber sido reconocido por el Senado de la República con la medalla Belisario Domínguez, máxima distinción que otorga el Estado Mexicano a un ciudadano.
Una vez concluida la ceremonia, los galardonados, junto con familia y amigos, se dirigieron al Paseo de la Fama, donde sus nombres quedarán grabados como un reconocimiento a sus historias de éxito. Por último, todos los invitados compartieron un coctel en la Plaza de las Palmeras del ITAM, Río Hondo.

Deja un comentario