Seminario de la División Académica de Ingeniería “Patentes”

Para exponer el tema de patentes, los académicos, Dr. Manuel Márquez y el Ingeniero Román Campillo, expusieron, cada uno desde su especialidad, sus puntos de vista y análisis. El Dr Márquez inició la conferencia aclarando las más comunes confusiones, por ejemplo, la creencia en que la propiedad intelectual aplica en una idea que se desea aplicar en la industria, cuando la realidad es que la propiedad intelectual es una concesión que brinda el Estado por 20 años con el objetivo de alcanzar las finalidades que tiene propuestas la misma y proteger a sus creadores de posibles plagios. Posteriormente, para mostrar referencias, expuso el cambio que se presentó en China, puesto que 15 años atrás el número de patentes concedidas a los ciudadanos era notablemente reducido. Hoy en día China cuenta con 143,000 patentes concedidas a ciudadanos por año; en el caso de México el número es más pequeño, no obstante, el doctor planteó que la razón estriba en que el 80/% de las posibles patentes no se conceden, debido a faltas y errores administrativos. Como peculiaridad, mencionó que la primera patente en la historia de México fue en la Nueva España en el año de 1573.
Por su parte, el Ingeniero Campillo habló de los signos distintivos que se presentan comúnmente en las marcas, siendo los más frecuentes los slogans. Precisó la importancia de un secreto industrial dentro de las patentes. Además, distinguió los tipos de problemas, técnicos y estéticos, que se buscan resolver con una patente. Dentro de estos problemas demostró las diferencias dentro de la propiedad que se presenta en el ámbito industrial y la propiedad que se presenta en el ámbito del arte.

Deja un comentario