El diseño de negocio como estrategia competitiva

Hoy en día, los consumidores están buscando una gran experiencia más que un producto o servicio en sí. Ante ello, las empresas tienen que ajustar sus modelos de negocios para poder llegar al objetivo sin ser deficientes en términos financieros y de operación. Así nació el Diseño de negocio, disciplina que funge como puente comunicante entre el diseño de una experiencia y el negocio detrás de la misma. El diseñador de negocios o business designer es el orquestador encargado de generar una buena experiencia para el consumidor y un plan de negocios factible para la empresa a partir de sus productos o servicios, de modo que esta obtenga los ingresos planteados. 

Anuncio

 

¿Qué se busca en un diseño de negocios?

De acuerdo con la Business Hacker Marisol Fonseca, lo que distingue a los buenos diseños de negocio son las soluciones innovadoras, es decir, aquellas que se centran en las personas, pero que logran alcanzar la superposición de cuatro enfoques: deseabilidad, viabilidad, factibilidad e integridad. Estos enfoques deben responder positivamente las siguientes preguntas: ¿Mi producto y servicio es deseable?, ¿Mi producto es viable?, ¿Es tecnológicamente factible?, ¿Está generando un impacto en las personas?. 

 

El diseño de negocio tiene cuatro pilares:

1) Metodología de negocio. Este se apoya del Design Thinking y de la cultura de experiencia, es decir buscar responder: ¿cuál es el mínimo producto viable por el cual puedo empezar? y ¿qué es lo que realmente los usuarios necesitan?

2)Herramientas de negocio. Se trata de todo aquello que ayuda al negocio. Ejemplos de estas son el análisis de competencia, el funnel de ventas y los modelos financieros

3)Mindset de diseño. Mentalidad del negocio centrado en los usuarios y stakeholders, es decir, siempre pensando en las necesidades de los clientes. Busca cambios constantes, pues las preferencias del consumidor cambian; siempre se debe estar en escucha activa de los usuarios

4)Retos de negocio. Se refiere al crecimiento, estrategia, optimización de costos, posicionamiento de marca, dinámica organizacional, etc. de la empresa

Los cuatro pilares de un buen Diseño de Negocios
Los cuatro pilares de un buen Diseño de Negocios. FOTO: ITAM

Un componente importante del diseño de negocios es el Design Thinking, el cual es un proceso, iterativo, no lineal, que permite probar tu producto o servicio para mejorarlo continuamente, o bien para encontrar soluciones innovadoras a un problema. Design Thinking es un proceso centrado en las necesidades del cliente. Así, busca profundizar en el conocimiento sobre el contexto del cliente, convierte los problemas en oportunidades, da foco a las soluciones que aporten valor al usuario y reduce riesgos, pues hace prototipos que son probados y validados directamente con los usuarios.

Beneficios del Design Thinking
Beneficios del Design Thinking. FOTO: ITAM

Errores comunes al solucionar un problema

De acuerdo con Fonseca, para llegar a una solución innovadora, el primer paso es “casarse con el problema y no con la solución”, pues muchas veces el error de las empresas es que se comprometen con su producto o servicio como solución en vez de enfocarse en el problema. Esto lleva a la falsa creencia que un producto es perfecto o ya no necesita mejorarse, y acaban perdiendo contra alguna empresa que sí se haya centrado en los usuarios y haya entendido perfectamente sus necesidades cambiantes. El segundo paso es investigar a los usuarios, es decir, tener alrededor de 10 usuarios con los cuales se pueda tener retroalimentación de ciertos productos o servicios. El tercer paso es buscar productos similares, para conocer las áreas de oportunidad del negocio. Después de este proceso de investigación, hay que definir la visión de su producto o servicio, definir su target y, por último, empezar a crear el producto o servicio.

La innovación es un proceso que requiere constante atención.
La innovación es un proceso que requiere constante atención. FOTO: ITAM

Vivimos en un mundo muy competitivo. Solo las ideas más innovadoras son las que van a sobresalir entre la multitud. Ante ello, el diseño de negocios se ha vuelto una disciplina vital en todas las empresas, ya que en cualquier negocio lo más importante es que el cliente esté satisfecho, pues eso aumentará la posibilidad de que vuelva en el futuro. Así, diseñar una estrategia que genere una compra gratificante para el cliente y que sea sostenible financieramente para la empresa, es la clave del éxito. 

Anuncio

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.