Ceremonia del 60 aniversario del ITAM

El 8 de noviembre se celebró el aniversario número sesenta de nuestra Institución. La ceremonia tuvo como invitado de honor al entonces Presidente Vicente Fox Quesada y fue presidida por el Dr. Alberto Baillères, Presidente de la Junta de Gobierno del ITAM, así como por nuestro Rector, el Dr. Arturo Fernández. La ceremonia se llevó a cabo en el gimnasio de Río Hondo y el

60anios1

coctel tuvo lugar en la Plaza de las Palmeras, ambos adaptados para tal evento.


El Rector inició la ceremonia reconociendo que este aniversario “lo celebramos con orgullo y satisfacción porque el desempeño de esta Institución ha estado a la altura de las aspiraciones de sus fundadores”. Reconoció a don Alberto Baillères su contribución al desarrollo del ITAM ya que “su convicción y entendimiento de la naturaleza de la
actividad académica han sido fundamentales para consolidar y arraigar la autonomía y la libertad académica del Instituto”, posteriormente agradeció“el compromiso y la sabiduría de los distinguidos miembros de la Junta de Gobierno, la lealtad y diligencia de sus rectores y de sus funcionarios académicos y administrativos. La entrega a la vocación y la preparación de sus muy queridos y apreciados maestros, el desempeño y las aportaciones de sus destacados ex alumnos y la vitalidad, la inteligencia y la perspicacia de sus apreciados y queridos estudiantes”.

60anios2

Recordó que “el ITAM se ha propuesto como misión contribuir, mediante la actividad académica, a la construcción de un México más libre, más justo y más próspero. Los valores de nuestra misión institucional -la libertad, la justicia y la prosperidad- están implícitos y vibrantes en la formación que damos a nuestros estudiantes” y que se busca “conseguir la prosperidad reconocida como un anhelo de la humanidad para obtener una vida digna, lejos de todo lo que impida conseguir bienes materiales indispensables” y “la búsqueda infatigable de la verdad, mediante la generación, transmisión y difusión del conocimiento y la cultura”.
También destacó el compromiso del ITAM con la libertad de cátedra, con el verdadero conocimiento y con la educación en el país. Asimismo, se refirió a los criterios que el ITAM ha seguido desde sus inicios dentro de la actividad académica y educativa, los cuales valoran al conocimiento por encima de la información, a la crítica por encima de la recepción pasiva y a la libertad derivada de la verdadera formación. Comentó también la importancia de tener presente las ventajas de desenvolvernos en un sistema político democrático que vele por la voluntad mayoritaria sin descuidar los reclamos de la minoría, por lo que invitó a trabajar por su construcción y fortalecimiento.

“Nuestra satisfacción fortalece la confianza que tenemos en nuestra capacidad de hacer bien y mejor las cosas, y nuestra ambición nos deja ávidos y nos impulsa cada día a ser mejores. Necesitamos de la templanza para conducirnos como una de las mejores instituciones de educación superior de América Latina, y necesitamos de la fortaleza para superar la brecha que aún existe con las 30 mejores instituciones del mundo” comentó, ya que “el ITAM ambiciona sentarse a la mesa con las grandes universidades del mundo” reconociendo que para ello se requiere del esfuerzo de maestros, estudiantes y de autoridades académicas y administrativas.

Tras dicha consideración, el Rector Fernández procedió a la entrega de reconocimientos de mano del Presidente Fox y del Dr. Baillères, a distintos miembros de la facultad y del personal administrativo por su entrega al ITAM.

60anios4En primer lugar, se reconoció como Profesores Eméritos al Dr. Carlos de la Isla, al Dr. Silvano Espíndola y al Dr. Enrique de Alba. A continuación, y como reconocimiento a su labor docente de más de 25 años, fueron premiados los profesores Alfonso Aguilar, Margarita Aguilera, Víctor Blanco, Herbert Bettinger, Lourdes Enriquez, Felipe López, Julián Meza, Emilio Ocampo, Gustavo Preciado, José Ramón Ríos, Rosario Sarmiento, Reynaldo Sordo, María Trigueros, Ignacio Trigueros, Rodolfo Vázquez y Javier Cocina.

En segundo lugar, se reconoció al personal que, en áreas administrativas y de servicios, ha contribuido de manera significativa en nuestra Institución por más de treinta años: Isabel Ramos, Marcelino Arzate, Roberto Torres, Raymundo Nieto, María de los Ángeles Cruz y Alberto Cárdenas.

Al término de la entrega de los reconocimientos, el Dr. Alberto Baillères pronunció un emotivo discurso en el que se refirió al ITAM como un recinto sagrado de estudios y una gran tradición a conservar, reconociendo que “ha vivido ciclos de avances y tropiezos, pero su crecimiento ha sido sostenido, ha permanecido siempre atento a su tiempo, a las transformaciones sociales y a los grandes cambios en el panorama nacional e internacional”. Rindió homenaje a su padre don Raúl Baillères, fundador del ITAM, quien “creyó siempre en la educación como motor de la prosperidad, como impulsor de la reflexión y de la conciencia, como espacio de construcción de la libertad, la justicia y la igualdad”.

Expresó que la relación del ITAM con sus estudiantes no es una relación exclusivamente mercantil, sino que “los estudiantes son aprendices de caballero y son admitidos condicionalmente para ser parte de una cruzada intelectual de formación y aprendizaje que les exigirá todo su esfuerzo y todo su compromiso y después de la cual, si sobreviven, podrán formar parte de la congregación”, siendo la indagación, la razón, la palabra, la lógica y la crítica sus armas en esta hazaña diaria. Concluyó agradeciendo su apoyo a todos los que han contribuido a lo largo de estos 60 años en la construcción del ITAM y exhortando a los jóvenes del ITAM “a que quieran profundamente a este maravilloso país, nuestro querido México, y que trabajen por él con convicción y eficacia. Deseo que sean hombres y mujeres cabales de bien y de provecho, a que disfruten del privilegio de la educación y del conocimiento y a que agradezcan este privilegio con su entrega a las mejores causas. A que siempre actúen con responsabilidad y rectitud, conforme a los valores que buscamos trasmitirles en el ITAM. A que desarrollen la creatividad con astucia y entrega, a que cultiven con celo la virtud de la palabra, a que cuiden por siempre el inestimable regalo de la amistad y a que aprovechen con alegría, con plenitud e integridad, los favores que nos presta la vida. Los exhorto a que sean caballeros honorables y gentiles, los exhorto a que sean infinitamente muy, muy felices”.

Sus palabras ponen en perspectiva la tarea de toda una vida y transmiten a profesores, alumnos y ex alumnos la visión y la misión que los fundadores han deseado que portemos como egresados de nuestra Alma Mater.

Finalmente el Lic. Vicente Fox dirigió unas palabras en las que felicitó al ITAM por su sexagenaria vida. Se refirió a don Raúl Baillères como un visionario convencido del valor de la educación, quien hace 60 años fundó un Instituto que respondería a los retos del desarrollo de México, que formaría capital humano y se convertiría en motor del cambio económico y social. “En don Raúl encontramos no sólo a quien creyó en el poder transformador de la educación y quien trabajó por los jóvenes de nuestro país, sino también, dijo, a un grupo de empresarios socialmente responsables”. Destacó que el Dr. Alberto Baillères ha sido un digno heredero de los proyectos de su padre, pues desde la Junta de Gobierno ha cuidado y fortalecido el acervo que recibió, y que también ha sido gran ejemplo para sus egresados, pues ha trabajado para poner al ITAM en sintonía con los retos de los nuevos tiempos. Destacó que el ITAM ha sido, a lo largo de su sexenio, un apoyo para su gobierno y una fuente de inspiración. Estableció que a lo largo de su periodo ha contado con el apoyo de numerosos ex alumnos que han contribuido a crear una nación más desarrollada y que el próximo Presidente de la República Felipe Calderón será un egresado de esta institución. “Muchas felicidades y el reconocimiento de todo México”, expresó. Deseó, finalmente, buena y larga vida al ITAM.

60anios5

Deja un comentario