El lenguaje psicológico como herramienta humanizadora

El lenguaje es el principal medio de comunicación de los humanos y, como tal, debe ser abordado con sumo cuidado. El lenguaje psicológico es una rama de este, pero en la sociedad se ha vuelto cada vez menos importante pues existe un creciente desinterés por la claridad conceptual en favor de la obtención de datos científicos.

El filósofo austriaco Ludwig Wittgenstein, especialista en filosofía del lenguaje y autor analizado por los alumnos del ITAM en las clases de Estudios Generales, aborda “el problema” del lenguaje psicológico y busca darle su lugar como una parte objetiva del lenguaje en general. Estas fueron las tesis del Doctor Alejandro Tomasini Bassols, del Instituto de Investigaciones Filosóficas de la UNAM, cuando se presentó en el ITAM, invitado por el Departamento Académico de Estudios Generales, para dar la charla “Inteligibilidad y Objetividad en el lenguaje psicológico”.

Inteligibilidad y objetividad en el lenguaje psicológico
El Dr. Alejandro Tomasini expuso el aspecto interno del lenguaje psicológico. FOTO: ITAM

Un nuevo tipo de lenguaje

Wittgenstein considera a la gramática superficial como un corte semántico con el lenguaje natural, pues aunque este debe estar regulado, la gramática promueve confusiones conceptuales. Por eso propone una concepción del lenguaje donde la gramática superficial resulta irrelevante y solo se basa en juegos de lenguaje. Estos son un instrumento lingüístico útil para la construcción de explicaciones o aclaraciones en torno a un tema; no son una descripción empírica del lenguaje, sino una malla para manipularlo y dar explicaciones. 

Tomasini, en un diálogo con el Doctor José Manuel Orozco del ITAM, describió la concepción wittgensteiniana del lenguaje como “praxiológica”: nos permite desarticular y entender el lenguaje filosófico. El lenguaje se ve como una caja de instrumentos, compuesta de oraciones y expresiones. Se emplea todo el tiempo,  generando utilidad, y está orgánicamente integrado a nuestra vida. A diferencia de la concepción gramatical estándar, Wittgenstein no se ocupa de las palabras en sí mismas, sino su conexión con las actividades en cuestión, que definió como “formas de vida”. En la concepción tradicional, el lenguaje es algo externo a los seres humanos. En la praxiológica, es algo orgánicamente integrado a la vida humana, que nos permite pasar de lo biológico a lo humano. Lo que nos hace humanos es que tenemos un instrumento colectivo, llamado lenguaje, a través del cual nos comunicamos.

Inteligibilidad y objetividad en el lenguaje psicológico
Dr. Alejandro Tomasini y Dr. José Manuel Orozco. FOTO: ITAM

¿Qué es el lenguaje psicológico?

Desde la perspectiva de Wittgenstein, el lenguaje psicológico tiene una característica que lo distingue de otros sectores del lenguaje: una relación asimétrica entre la primera y tercera persona. En primera persona, el lenguaje psicológico se emplea para expresar lo que nos sucede y lo que sentimos. En tercera persona, se emplea para hacer inteligible la conducta contextualizada y significativa de la otra persona (describir). Un uso fluido del lenguaje psicológico se logra mediante el entrenamiento, donde se reemplazan sensaciones por palabras.

Para concluir, Tomasini habló de la comunicación como un sistema de mercancías lingüísticas que pueden ser intercambiadas. El lenguaje, pues, es una prolongación de uno mismo; está integrado orgánicamente a nosotros. De esta manera, cobra objetividad y se vuelve intercambiable.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.