Ceremonia de Entrega de los Doctorados Honoris Causa

Captura de pantalla 2016-06-20 a las 11.18.36 Captura de pantalla 2016-06-20 a las 11.18.42

El pasado mes de noviembre, en el marco del LX aniversario de su fundación, el Instituto Tecnológico Autónomo de México tuvo el honor de incorporar a cuatro eminentes personalidades a su grupo de condecorados con el grado de Doctor Honoris Causa, distinción honoraria que el ITAM otorga a personas destacadas por sus méritos sobresalientes. En esta ocasión, los doctorandos fueron Plácido Arango, Arnold Harberger, Miguel Mancera y David Rockefeller.

La ceremonia fue presidida por el Dr. Alberto Baillères, Presidente de la Junta de Gobierno del ITAM, y por el Dr. Arturo Fernández, Rector del Instituto, acompañados por una comitiva de honor formada por los doctorandos, los miembros de la Junta de Gobierno y los miembros de la Junta de Coordinación Académica.

Al recibir la distinción, Plácido Arango, licenciado en Economía por el ITAM, reconocido empresario y mecenas del arte y de la cultura, ofreció un discurso sobre la experiencia política y económica española. Su larga estancia en España y sus arraigados vínculos con este país, le permitieron mostrar el interés práctico y político que tiene el caso español para México. “La experiencia española implica más que un interés académico para los mexicanos; la similitud en retos y la pertenencia a una historia compartida con encuentros y desencuentros, nos indican que es apropiado mirar hacia allá”, señaló. El Dr. Arango es cofundador de Grupo Cifra y fundador de Grupo Sigla, vocal fundador y miembro de la Comisión Ejecutiva de la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción, miembro correspondiente por México de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y Trustee del Museo Metropolitano de Nueva York y de Tufts University. Además, ha recibido varios honores, entre los que destacan el nombramiento de Hijo Adoptivo del Principado de Asturias, la Gran Cruz de Isabel La Católica, la Medalla de Oro a las Bellas Artes, el Premio Juan Lladó al Mecenazgo, la Medalla de Oro del Queen Sofia Spanish Institute y la Gran Cruz del Mérito Civil.

El profesor Arnold Harberger, doctor en Economía por la Universidad de Chicago, donde es considerado profesor distinguido y emérito, actualmente es catedrático en la Universidad de California en Los Ángeles. El doctorado del ITAM reconoce su brillante labor en el diseño de política económica en el ámbito de las finanzas públicas, el crecimiento económico y la economía internacional. El Dr. Harberger ha sido asesor de un gran número de gobiernos de economías en desarrollo, y su influencia sobre el rumbo de la disciplina en México ha sido decisiva. Muestra de ello es que ha sido director de tesis doctorales de un gran número ex alumnos del ITAM, entre los que destacan Agustín Carstens, Arturo Fernández , Francisco Gil Díaz y Fernando Sánchez Ugarte, entre muchos otros. Al recibir el reconocimiento, el Dr. Harberger rememoró sus vínculos con el ITAM que datan de los años setenta. Mencionó que ha sido testigo del crecimiento que ha experimentado el Instituto en varias dimensiones, a través del cual ha ganado reputación mundial en el campo económico, y señaló que la cantidad de ex alumnos que han conducido cuestiones de política económica es muy destacable.

Por otra parte, Miguel Mancera, egresado de la licenciatura en Economía en el Instituto Tecnológico Autónomo de México y de la maestría en Economía en la Universidad de Yale, ha sido miembro de la Junta de Gobierno del ITAM desde 1957, donde ha hecho contribuciones valiosas a la conducción del Instituto. El ITAM reconoce su destacada actividad profesional la cual se concentró en el Banco de México, institución de la que fue Director General y Gobernador, y en la cual jugó un papel preponderante para dotarla de autonomía. Esta aportación fue trascendente para fortalecer a las instituciones económicas de México. Destaca también su notable actividad filantrópica. Entre otros, estableció un fondo de beca para ayuda de la manutención de estudiantes de la Licenciatura en Economía, con necesidad económica, con una aportación personal significativa. En su mensaje a la comunidad, resaltó la contribución del ITACaptura de pantalla 2016-06-20 a las 11.18.50M a la formación de líderes y señaló que, en un país, la educación de calidad no sólo es deseable, sino indispensable para que exista un diálogo fructífero entre el gobernante y la sociedad. Asimismo , exaltó que la falta de educación es causa de dificultades para alcanzar estadios elevados del desarrollo democrático.

Finalmente, David Rockefeller, egresado de Harvard, de la London School of Economics y de la Universidad de Chicago, fue condecorado por su amplia y distinguida labor empresarial, financiera, política, social y filantrópica. Sus dotes de estadista se han manifestado en la considerable influencia política en las relaciones internacionales, especialmente para el entendimiento entre las naciones; desde 1949, se unió al Consejo de Relaciones Exteriores y hoy funge como su Presidente Honorífico. También es fundador y Presidente Honorífico de la Comisión Trilateral. Su actividad filantrópica es legendaria. Es miembro fundador del Global Philanthropic Circle, miembro del patronato de la Universidad de Chicago, de la Universidad Rockefeller, del Carnegie Endowment for International Peace, de la Biblioteca John F. Kennedy y Presidente Emérito del Museo de Arte Moderno de Nueva York, entre otras instituciones. En su mensaje, David Rockefeller felicitó ampliamente al ITAM por su sexagenaria trayectoria de labor académica, social y política en nuestro país. Subrayó y se congratuló por la labor que tanto el Dr. Alberto Baillères como su padre, don Raúl Baillères, han llevado a cabo en México. Destacó, asimismo, todos los lazos que, por diferentes motivos, le unen a nuestra tierra, por la cual dijo tener un gran afecto.

Las investiduras fueron realizadas por el Dr. Alberto Baillères, quien dirigió, por último, unas palabras a los condecorados y les expresó su agrado y el del ITAM por tenerlos entre sus distinguidos doctores. Nuestra Institución se regocija y se nutre de la distinción que otorgó a estas personalidades, ejemplo de vidas sobresalientes y admirables, y reflejo de un modo de ser universitario. Captura de pantalla 2016-06-20 a las 11.18.59

Deja un comentario