Entrevista con Carlos Zozaya, Director General de la División Académica de Ingeniería (1992-2003)

Carlos Zozaya, Ingeniero Químico con maestría y doctorado en Ingeniería Civil de Carnegie Mellon University, ha trabajado por más de doce años en el ITAM y asegura que este periodo ha sido el más feliz y enriquecedor de su vida profesional.

Captura de pantalla 2016-06-20 a las 12.49.55

¿Cómo llegas a trabajar al ITAM?

Yo trabajaba en Estados Unidos a cargo del área de sistemas de una empresa del Grupo Condumex, cuando en 1992 me llamó nuestro Rector y me invitó a hacerme cargo de lo que entonces se llamaba la División Académica de Computación. A mí me interesaba mucho desarrollar mi vida profesional en México y esta oportunidad ofrecía grandes retos y promesas. Al cabo de los años, me doy cuenta de lo afortunado que he sido de formar parte del claustro de profesores de una institución de primera como es el ITAM.

¿Qué motivó la creación de la División Académica de Ingeniería?

Todos los programas del ITAM se crean para ayudar al logro de nuestra misión institucional, que es la de contribuir a la creación de una sociedad más libre, más justa y más próspera. Los fundadores del ITAM, dirigidos por don Raúl Baillères, sabían que la tecnología era fundamental para el desarrollo del país, y por eso pusieron la "T" en el nombre del ITAM, ya que planeaban que éste abriera sus puertas con dos programas: Economía e Ingeniería Industrial. Sin embargo, por diversas causas, el ITAM no pudo abrir un programa de Ingeniería sino hasta 1983, cuando se creó el programa de Ingeniería en Computación. Diez años después, en 1993, abrimos la carrera de Ingeniería en Telemática; en 1995, la Maestría en Tecnologías de la Información y Administración, y en 1997, la carrera de Ingeniería Industrial. Cada uno de estos programas ha sido cuidadosamente diseñado y responde a necesidades particulares de nuestro entorno. En el caso de la Ingeniería en Telemática, su creación se justificó por la importante convergencia que están teniendo las telecomunicaciones y la informática; en cuanto a la Maestría, por la necesidad de que crear profesionistas híbridos que puedan apoyar la instrumentación de estrategias de negocio exitosas, aprovechando las ventajas que brindan las tecnologías de la información; y en el caso de la Ingeniería Industrial, por la importancia que tiene la innovación y las tecnologías de proceso y producto en la modernización y competitividad de nuestro país.

¿Cómo calificarías los programas de Ingeniería que ofrece el ITAM?

Al igual que en los demás programas que ofrecemos en otras disciplinas, el ITAM lo que busca es la excelencia académica, formar egresados con un espíritu crítico, que puedan aprender a aprender y que cuenten con los conocimientos y valores necesarios para hacer la diferencia en su ejercicio profesional. Y me parece que el esfuerzo aplicado a esta tarea ha dado frutos que nos indican que vamos por un buen camino: la calidad de nuestros programas y de nuestra facultad es reconocida por los alumnos, profesores e investigadores de otras instituciones académicas; las carreras del ITAM que más ofertas por egresado tienen en nuestra Bolsa de Trabajo son las ingenierías; y la solidez de la formación que reciben nuestros alumnos queda de manifiesto cuando nuestros egresados realizan, con mucho éxito, estudios de posgrado en las mejores universidades del mundo.

¿Con qué se retos enfrentan las carreras de Ingeniería?

Un reto de las carreras relacionadas con tecnologías es el poder mantenerse siempre a la vanguardia de las disciplinas. En el mundo contemporáneo, las tecnologías evolucionan a una velocidad vertiginosa y, por eso, cada vez debemos responder más rápidamente para asegurar que nuestros egresados se mantienen competitivos en sus respectivas disciplinas. Resulta indispensable que nuestros profesores se mantengan siempre al tanto de los últimos avances de sus áreas de especialidad, y que nuestros laboratorios siempre cuenten con la mejor infraestructura. Por ello, año con año, invertimos cantidades considerables de recursos para apoyar la asistencia de nuestros profesores a conferencias y congresos de investigación, para que realicen su año sabático en el extranjero y para actualizar nuestros laboratorios.

Adicionalmente, un segundo reto, que quizá sea el más importante, es el poder atraer buenos alumnos a nuestros programas. Los alumnos son nuestra razón de ser. Desafortunadamente, estamos en un mercado muy competido donde ha habido un gran crecimiento de la oferta de educación superior en la zona metropolitana de la Ciudad de México, y donde hay muy poca información objetiva sobre la calidad de los distintos programas de Ingeniería. El vencer este reto toma su tiempo, ya que el ITAM generalmente es conocido más por sus otros programas y el prestigio se construye a lo largo de los años.

¿Qué clase de investigación se realiza en tu área?

En la División realizamos proyectos muy interesantes de investigación pura y aplicada en diversas disciplinas, como la computación y la robótica, las telecomunicaciones, la electrónica, el diseño y desarrollo de productos, la programación matemática, la administración de operaciones y la ingeniería ambiental. En los últimos años, hemos tenido proyectos financiados por instituciones como el CONACYT, la National Science Foundation y el Banco Mundial, entre otras. Adicionalmente, a través del Centro de Estudios en Competitividad, hemos realizado más de sesenta proyectos para organismos públicos y privados.

Actualmente estás trabajando en un proyecto en GNP, ¿en qué consiste?

Hace un año me pidieron que apoyara de tiempo completo a Grupo Nacional Provincial en el desarrollo de un proyecto de transformación operativa y tecnológica de grandes dimensiones. Para atender a esta solicitud, el ITAM me dio una licencia sin goce de sueldo, y así me hice cargo de la Dirección Ejecutiva de Sistemas de la empresa. El proyecto implica una reingeniería completa de GNP ya que, además de la plataforma tecnológica de la empresa, estamos cambiando algunos de los principales procesos y políticas de la operación. El participar en este cambio es todo un reto ya que implica una intensa colaboración con los usuarios para definir cómo debe operar la compañía. Tal sólo en el área de sistemas hay más de 600 personas trabajando, entre los cuales, orgullosamente, hay varios ex alumnos del ITAM.

¿Cómo crees que esta experiencia en GNP influirá en tus clases?

El dirigir un proyecto de gran envergadura te da otra perspectiva de la vida. Aquí me he encontrado con muchos ejemplos prácticos que pueden servir para ilustrar algunos de los temas que doy en mi curso sobre "Dirección de Tecnologías de Información". Por otra parte, el proyecto seguramente influirá a otros profesores que me han apoyado en la solución de algunos problemas técnicos , así como a algunos alumnos de las Ingenierías que, para resolver estos problemas, han trabajado hombro con hombro con consultores europeos y norteamericanos de primer nivel. Esto me da mucho gusto porque da una idea de la sólida formación de nuestros alumnos.

Si deseas obtener mayor información, envíanos un correo a: zozaya@itam.mx

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.