Entrevista a la Directora de Ciencia Computacional de IBM, Laura Hass

Por Karla Yee Amézaga

Laura Haas pertenece al grupo de investigación de IBM y es Directora de Ciencia Computacional de IBM en el Centro de Investigación de Almaden. Ella es responsable de la canalización de ambiciosos programas de investigación de IBM alrededor del mundo. Anteriormente fue senior manager del Information Integration Solutions Architecture and Development in IBM's Software Group. Asimismo, la Dra. Haas es fundadora de Information Integration Solutions.

Karla Yee: ¿Cómo ha cambiado el mundo desde que podemos tener acceso y procesar la información más rápido que nunca?

Laura Haas: "Ha cambiado en muchas maneras, muchas de ellas buenas. Ahora podemos encontrar nuestros destinos de manera más fácil que antes porque tenemos celulares que nos dicen hacia dónde dirigirnos. Podemos encontrar información a cualquier hora, en cualquier lugar, lo que es muy útil para trabajar. También podemos averiguar cuando fue publicado y quien publicó cualquier paper. Pero también hay consecuencias sociales; mis padres siempre se quejan. Así que cuento mis historias en el desayuno, pero mis padres dicen que antes solíamos sentarnos en la cena y discutir. Alguien tenía algo que decir y alguien estaba en desacuerdo. De esta manera, alguien tenía un argumento que se discutía y todos escuchaban con atención. Y tal vez después de la cena continuaba la discusión.

Ahora, a la primera vez que alguien está en desacuerdo con otra persona, lo primero que hace es escribir en su celular el tema de la discusión y decir “no, la respuesta es esta…”. Así que mis padres concluyen que ya no hay más discusión en el mundo; que ya no es divertido. Pero regularmente pienso que a la mayoría de nosotros nos gusta tener acceso a la información."

K.Y.: ¿Cómo podemos ir más allá del simple hecho de almacenar información y cómo añadirle valor?

L.H.: "Ésa es una buena pregunta. El valor que obtenemos de la información depende en qué queremos hacer con ella. Así que uno de los retos es enfrentar a una comunidad en su totalidad es cómo preparas la información de manera que pueda ser usada para diferentes propósitos que le añaden valor. Pero también es importante qué tan eficientemente puedes tener acceso a la información cuando la necesites. Hay mucho trabajo que se ha ido haciendo y es algo que llamamos meding data. Que es una recopilación de datos sobre datos que intenta darnos información sobre la semántica, como también información sobre la forma. Es decir, dónde y cuándo fue localizada la información. Esto con el objetivo de brindar mayor información sobre los datos y así añadirle mayor valor. Es una tarea difícil, porque no sabemos la precisión de la medición de los datos (meding data)."

K.Y.: ¿Cómo ayudar al usuario a identificar la información que le es útil del resto de información que existe en la red?

L.H.:  "Empezamos a hablar sobre la medición de datos. Pero, realmente pienso que hay mucha información al día de hoy en la cual debemos pensar. Yo les llamo “guys” o “scouts” a los mecanismos que ayudan al usuario a encontrar información.

Estoy pensando en los viejos días, cuando iba a la biblioteca para obtener información y si no sabías lo que estabas buscando el bibliotecario siempre estaba para ayudarte. Pienso que hemos alcanzado el punto donde hay mucha información fácilmente accesible, así que hay mucha basura que debemos tener. Para esto las computadoras cuentas con un propio programa “guy”, que ayuda a depurar la información. Es éste el proyecto en el que me encuentro actualmente trabajando. En cómo crear un sistema de inteligencia que ayude al usuario a encontrar un camino hacia la información que está buscando; de manera que pueda entender qué buscas. Es decir, que lea tu mente y te guíe hacia donde necesites llegar."

 

K.Y.: ¿Qué sigue en el campo de investigación sobre la integración, el manejo y el procesamiento de grandes cantidades de información?

L.H.: "Pienso que hemos visto en esta área que el proceso se vuelve cada vez más rápido y más rápido. Las máquinas se vuelven más poderosas, los algoritmos más sofisticados y puedes decir sin una bola de cristal “se va a volver, todavía, más rápido” sin duda alguna. Lo que es interesante, yo pienso, es de qué más serán capaces las aplicaciones. Por ejemplo, esta es mi aplicación favorita… Me pregunto: ¿estaremos listos para hacer un trabajo como diagnosticar a un enfermo? Por ejemplo, alguien que tiene cáncer terminal. Si cada persona es diferente, tienen vidas diferentes, viven en ambientes diferentes, tienen genes diferentes, son diferentes en muchas formas. Así que, cada enfermedad es diferente. Casos difíciles de enfermedad, como el cáncer o el VIH, hay genes que controlan esos padecimientos y actúan de manera muy diferente que el cáncer u otra variación del cáncer. Por lo que si procesáramos toda la información que tenemos sobre cada deceso y recomendáramos el mejor tratamiento para esa enfermedad, ¿podríamos salvar vidas?: sí, si podríamos.

Y pienso que ese tipo de habilidad de recopilar grandes cantidades de información, porque es mucha información, y entregarla junto con sus tratamientos a otros pacientes con el mismo tipo de enfermedad habría mayor oportunidad de obtener la respuesta correcta. Sabes que en este momento no podemos hacerlo, pero pienso que tiene un gran potencial. Y sólo uno de los recursos de la aplicación."

K.Y.: ¿Qué ha significado para ti, como mujer, haber estudiado y tenido éxito en el campo de la Ingeniería y como “fellow” de IBM?

L.H.: "Déjame contarte un poco sobre los IBM fellows. IBM tiene alrededor de 4000 integrantes, 2000 de ellos son técnicos y a donde yo pertenezco sólo hay 70 integrantes de los cuales sólo 5 son mujeres. Lo que significa que tengo suerte. He sido privilegiada de trabajar con gente muy buena y de haber escogido muy bien mis temas de investigación. Me encuentro en un buen momento de mi vida, lo que hace que me guste el hecho de ser muy inteligente. Soy muy persistente, no me voy por vencida fácilmente y aparto a muchos hombres que me dicen que estoy mal. En algún sentido los chicos son gente muy enfocada y disciplinada. Todos podemos tener opiniones muy fuertes y eses es un enorme reto para mí, y algo con qué lidiar. Porque piensa,  hay personas que persiguen hacer las cosas a su manera. Por lo que me he vuelto muy persuasiva y he aprendido a ser afectiva, a no rendirme. Y me siento bien, he sido reconocida. Ahora siento que tenido la gran oportunidad de trabajar con muchas mujeres que demuestran que pueden hacer lo mismo que los hombres: las mujeres pueden ser exitosas, también pueden ser fellows. Y me siento muy bien con ello."

K.Y.: ¿Qué le dirías a los estudiantes, principalmente a las mujeres, que están interesadas en estudiar un programa de Ingeniería?

L.H.: "¡Háganlo!, por favor ¡háganlo! Necesitamos más mujeres, en serio. De hecho, al comienzo de mi discurso señalo que es una carrera muy buena para las mujeres. Es una carrera maravillosa para mujeres, buenos salarios, horarios flexibles, gente muy buena en el trabajo, educada, buenas personas para interactuar. Frecuentemente mucha flexibilidad para trabajar en casa o donde lo necesites. Todas estas son cosas buenas e importantes, tanto para hombre como para mujeres. Y en especial con las mujeres, cuando tienen que atender a sus hijos, es muy bueno el trato.

Definitivamente es una carrera maravillosa, estoy muy contenta con mi elección. Por el otro lado, necesitamos mujeres porque nos hemos logrado posicionar, tomamos muchas decisiones. Si no tenemos mujeres en el campo de diseño de computadoras, pensando sobre las necesidades, no aportaríamos valor a este mercado, el de la computación. También hay estudios serios que sustentan que la diversidad de opiniones, de sexos, de lo que quieras…te dirigen a la toma de mejores decisiones que soluciones diferentes problemas. Si tienes un equipo de personas que piensen de la misma manera, sólo obtienes una respuesta. En cambio, teniendo gente joven, hombres, mujeres con diferentes backgrounds, obtienes mejores soluciones. Así que yo digo: bien por ello."