“El equilibrio entre la enseñanza y la investigación es la base de la ciencia econónmica”

Desde agosto de 1998, Todd Keister, originario de Virginia, EU, y doctor en Economía por Cornell University, ha trabajado como profesor de Economía en el ITAM. Además de sus actividades como maestro en el instituto, Todd realiza constantemente trabajos de investigación que han sido publicados en algunos de los más prestigiados "journals" internacionales de Economía.
Captura de pantalla 2016-06-20 a las 12.43.32

Dedicas una gran cantidad de tu tiempo a la investigación. ¿Cómo eliges los temas sobre los que investigas?

Ésa es una pregunta difícil. Me he dado cuenta que en cuestiones de investigación, muchas veces es más difícil plantear la pregunta que responderla. A pesar de esto, una de las principales ventajas de pertenecer a una institución vibrante intelectualmente, como lo es el ITAM, es que tienes la posibilidad de discutir tus ideas con miembros de la comunidad. Estas discusiones me ayudan a refinar mis pensamientos y decidir cuáles temas vale la pena desarrollar como trabajos de investigación y cuáles no.

¿Es difícil hacer que publiquen tu trabajo?

Sí. Ser publicado en revistas de arbitraje puede ser un proceso muy largo y difícil. Los principales "journals" internacionales de Economía, únicamente aceptan el 10% de los trabajos que reciben de todo el mundo. Muchos de los trabajos que más tarde son reconocidos como contribuciones fundamentales en el campo de la Economía, incluyendo al menos uno que fue la base de un Premio Nobel, son rechazados la primera vez que se envían.

El proceso para solicitar ser incluido en la publicación, revisar el trabajo y esperar a que finalmente sea publicado puede tomar de 18 meses a tres años. Este período, obviamente, no incluye el tiempo que tardas en realizar el trabajo en primer lugar, así que el proceso puede ser agotador.

¿Cómo mantienes el equilibrio entre la enseñanza y la investigación?

En cierto sentido, este equilibrio es la base de la Ciencia Económica. Es decir, cómo asignar nuestros recursos escasos, en este caso mi tiempo, a fines distintos que compiten por estos recursos.

Realmente en el ITAM somos afortunados al contar con muy buenos estudiantes que hacen de la enseñanza una experiencia más placentera y gratificante. No obstante, tanto la enseñanza como la investigación demandan tiempo y energía, y encontrar este equilibrio es importante ya que el ITAM requiere que su facultad destaque en ambas actividades. Personalmente, yo necesito organizar muy bien mi tiempo para evitar retrasarme en cualquiera de mis responsabilidades.

¿Qué aporta a tus clases tu trabajo como investigador? ¿Los alumnos se benefician de esto?

Sí, definitivamente mis estudiantes se benefician directa e indirectamente. Por ejemplo: el ser un investigador activo me mantiene al día en los desarrollos y tendencias de la Economía. Esto beneficia a mis estudiantes directamente, ya que generalmente existe un lapso de tiempo entre que las ideas son producidas e incorporadas en los libros de texto, y yo generalmente presento en mi clase temas que no pueden encontrarse todavía en los libros.

Un beneficio indirecto para mis alumnos, derivado de mi trabajo de investigación, es que he ido desarrollando una apreciación más profunda sobre las fortalezas y debilidades de la Economía como campo de estudio. Esto, naturalmente, influye en mi método de enseñanza y espero que también me permita dar a mis estudiantes una mejor apreciación de la disciplina.

Si deseas obtener mayor información, envíanos un correo a: davila@itam.mx

Deja un comentario