“El deporte es una cuestión de disciplina y eso me ha servido mucho en los estudios”

¿Se puede ser un deportista de alto rendimiento y a la vez estudiar una carrera en el ITAM? A través de su carrera en Matemáticas Aplicadas, Juan Pablo Newman ha demostrado que sí. Miembro destacado de la selección mexicana de waterpolo, campeona el año pasado de los Juegos Centromericanos, ya en 1997 había destacado como goleador en el Campeonato Mundial, lo que le valió jugar una temporada con un equipo español profesional antes de comenzar la universidad.

Para poder compaginar sus estudios con sus actividades deportivas, Juan Pablo se ajusta a una estricta rutina diaria que exige mucha disciplina: todos los días se levanta a las 4:50 de la mañana. Entrena hasta las 7 hrs., desayuna y se va a sus clases en el ITAM. Regresa a comer, estudia un rato, vuelve a entrenar de 5 a 9 de la noche y luego sigue estudiando.

"Mis amigos deportistas me dicen que estoy loco por combinar el deporte con el estudio de Matemáticas en una escuela que, además, tiene fama de ser muy exigente. De hecho, hace unos semestres, el Comité Olímpico Mexicano me abrió la biblioteca y como era el único que la visitaba, me pusieron una cama. ¡Durante mucho tiempo mi cuarto fue la biblioteca porque casi nunca nadie la visitaba!".

Captura de pantalla 2016-06-20 a las 12.10.58

¿Qué te aporta el ser un deportista profesional a tu vida como estudiante?
Antes que nada, aporta mi colegiatura. Yo estoy becado por la CONADE para estudiar en el ITAM y esto es una gran ayuda para mí. En segundo lugar, el deporte es una cuestión de disciplina y eso me sirve en los estudios también porque tengo que cumplir rutinas, aprovechar los tiempos, combinar las dos actividades, aparte, claro está, de todas las ventajas físicas que te proporciona hacer ejercicio. En tercera medida, he tenido la oportunidad de viajar mucho, de conocer otros países. Y en cuarto lugar, yo juego un deporte de conjunto que me ha enseñando a trabajar en equipo, a convivir cotidianamente con los miembros de mi equipo, ellos son como mis hermanos, porque yo vivo en el Comité Olímpico Mexicano como muchos de ellos, y allá entrenamos, dormimos y comemos.

¿Has aprovechado las oportunidades de intercambio académico para practicar tu deporte en otros países?

Sí, claro. En el transcurso de mi carrera me he ido dos veces de intercambio, a Canadá y España, porque me ofrecieron buenas oportunidades, en apoyo, en dinero, en becas. En Canadá me daban hospedaje y comida dentro de la misma cafetería de la escuela; en España no me lo dio la universidad, pero me lo daba el equipo que me contrató.

Estos países tienen lo que yo llamo cultura deportiva y apoyan a los estudiantes deportistas de una manera diferente: te permiten faltar a clases porque tienes que entrenar o competir, pero hay profesores que te brindan asesorías. Te evalúan en forma diferente, en el sentido de que como no puedo ir a clases todos los días, me aplazan los exámenes para darme tiempo de ponerme al día. Esto no quiere decir que te exijan menos, el nivel académico es bien fuerte.

¿A qué llamas cultura deportiva?

A que se apoye al deportista otorgándole becas para estudiar, ayuda económica, facilidades para poder entrenar. La mayoría de nuestros deportistas no estudian, se dedican sólo al deporte, pero creo que muchos que tienen un alto rendimiento, pensarían ingresar a la universidad si les otorgaran apoyos económicos. Hay algunos que ya lo hacen: Fernando Plata, el clavadista olímpico; Horacio de la Vega, por nombrar sólo algunos. Siempre tuve claro que si me dedicaba sólo al deporte podía vivir y ganar muy bien mientras durara, pero que tendría un problema cuando se acabara mi vida deportiva. De ahí me surgió la inquietud de entrar a la universidad, aparte de que en mi familia no hay cultura deportiva, entonces, aunque respetan mi decisión, siempre me exigieron que estudiara. Eso fue lo que me enseñaron y por eso siempre combiné las dos cosas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.