Nueva Beca Rurik Magos

Se dio el primer paso de la beca Rurik Magos
Se dio el primer paso de la beca Rurik Magos

A casi un año de la lamentable pérdida de Rurik Magos, ex alumno de Actuaría, su familia decidió honrar su memoria a través de la creación de una beca de manutención. Tanto la pasión por el estudio como la naturaleza altruista de nuestro egresado fue lo que inspiró a sus padres y hermanos a preservar su legado en el ITAM. “Hemos estado buscando formas de honrar la memoria de mi hermano por su sorpresiva muerte del año pasado. Estamos convencidos que él tenía muchas cualidades como ser humano, y a mi hermana y a mi papá se les ocurrió hacer una beca para honrar su memoria y lo que representó para nosotros”, compartió su hermano gemelo, Erick Magos.

Rurik fue una persona determinada y exigente, esto lo hizo destacar en el ámbito laboral, escolar y familiar; “su verdadera vocación fue el estudio […] A pesar de esto, nunca dejó de ayudar a otros”, dijo su hermana Yazmín. La familia compartió la historia de cuando Rurik salió a regalar su “domingo” a las personas que lo necesitaban, y su madre resaltó que aunque era introvertido “le hablaba a todos, si solicitaban su apoyo, su ayuda o una opinión, los apoyaba con mucho gusto”.

“Ojalá que seamos una punta de lanza, que seamos un semilla que fructifique y que mucha gente lo aproveche; eso es lo que esperamos” concluyó el padre de Rurik, quien junto con su esposa materializó la enseñanza que le inculcó a sus hijos: la educación es el mejor regalo.

Acuden más que sólo invitados

No sólo la familia cercana de Rurik apoyó a la beca que se está erigiendo. El tío de Rurik se presentó en la ceremonia, manifestando su buena fe por la beca. Consideró que un apoyó de tal magnitud era importante y que tal acción para que el nombre de su sobrino destacara por más tiempo era algo muy especial.

Por otro lado, los amigos de la familia llegaron con ánimos sinceros de ayuda. "El papá de Rurik me invitó, me avisó de la situación y me pidió que estuviera aquí para el evento y me invitó para que apoyara con la causa"- comentó Gaby de la Garza, inversionista conocida de la familia- "...creo que está muy bien que realicen este tipo de eventos porque apoyan a la sociedad."

Que la beca siga

El Dr. Carlos Bosch aun mantiene buenos recuerdos de su exalumno: "Yo le di varias clases a Rurik y era un encanto en la clase porque era una persona muy educada, calladito, siempre hacía lo que se le pedía. Era tímido pero trabajador y siempre con ideas muy originales. [...] me acuerdo muy bien de las clases de Cálculo III donde se requería de una intuición geométrica a la vez que analítica y las podía manejar muy bien."

El doctor, en honor a su ex pupilo  decidió ser uno de los primeros contribuyentes de la beca: "Yo voy a cooperar para que esta beca no se vaya a caer, porque me parece que es una cuestión fantástica que haya una beca con el nombre de un exalumno. Me parece maravilloso."

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Entrevistas a los familiares de Rurik

Por Karla Yee y Carla Juárez 

Yazmín Magos

Karla Yee: Ya nos comentaban un poco cuál fue la inspiración para crear esta beca, pero me gustaría escucharlo de ti. ¿Cómo surgió la inspiración, de quién de ustedes fue la idea, cómo se fue cocinando el proyecto entre ustedes y, sobre todo, qué significa para ti?

Yazmín Magos Acosta:  Pues mira, básicamente fue tratar de sacar algo bueno de lo malo: la pérdida de mi hermano. Algunos meses después de que él falleció, le dije a mi papá que quería hacer algo para honrarlo, pero sobre todo para ayudar gente. Como mencioné antes, lo que mis padres nos inculcaron fue que la educación es lo mejor que le puedes dar a alguien. Yo creo mucho en eso, Rurik en particular creía mucho en esto. Entonces, nos dedicamos a buscar cómo podíamos ayudar a la gente, y bueno se me ocurrió hablar al ITAM. El ITAM es nuestra alma máter, de los tres, es una institución en la que yo confío mucho, a la que quiero mucho y qué mejor que poder hacerlo aquí, la verdad es que tanto Alejandra como Ana Cecilia me ayudaron muchísimo en hacer todo esto posible. En conclusión, a través de la beca tratamos de sacar algo bueno de lo malo y ayudar a otras personas en el proceso.

KYA: Nos compartiste algunas anécdotas, por ejemplo, cuando tu hermano donó domingo. No sé si quisieras compartirnos algunas anécdotas de vida, digamos como hermana o incluso anécdotas que hayan vivido  aquí en el ITAM.

YMA: Pues aquí en el ITAM creo que no, éramos de generaciones diferentes. Además, mis dos hermanos eran los típicos nerds, eso sí te lo puedo asegurar. Yo no tanto, pero ellos desde la primaria eran de puro 10, cuadro de honor, diplomas, etc. Todavía en la escuela donde estudiamos la primaria se acuerdan de ellos porque tenían promedio perfecto. De hecho, cuando entré al ITAM, entré a actuaria, pero la verdad es que fue too much, no era lo mío. Yo creo que, como mencioné en la semblanza, parte de la razón por la que él estudió actuaria fue de “si ella no pudo, yo sí voy a  poder”. Él era una persona sumamente inteligente, una de las cosas que más  recuerdo de él es que era muy enfocado al estudio. Para él la vida era estudiar y a la fecha seguía trabajando y pidiendo libros para seguir estudiando, nunca dejó de estudiar, de aprender, de prepararse. Era muy exigente con su gente porque él esperaba lo mismo, entonces siempre trataba de escoger a las mejores personas. Para él la vida era trabajar y estudiar, era una persona muy responsable y  yo creo que con esta beca  hacemos honor a lo que él realmente era.

KYA: Es un gran proyecto, muy noble, esperemos que muchos alumnos puedan gozar de esto.  Definitivamente la memoria de tu hermano va a seguir a través de esto y otras más cosas. Muchísimas gracias por la entrevista y por darnos esta beca para el ITAM.

Matrimonio Magos

KYASu hija me contó algunas anécdotas y un poco de cómo surgió la inspiración para la creación de esta beca. Yo les pediría que me ayudaran un poco con lo mismo. ¿Cómo surgió la inspiración para crear este esfuerzo tan bonito que además va tan acorde con la identidad y el perfil de su hijo?

Jorge Magos: La idea surgió porque nosotros recordamos a Rurik como una persona que se interesaba más por los demás que por él mismo. Así como lo comentó mi hija, si él tenía algún recurso de sus domingos o de su mesada, salía y lo regalaba. Desde la ventanilla del automóvil trataba de ayudar a quien él consideraba que lo necesitaba. Entonces en memoria de esas situaciones que vivimos con él, decidimos honrarlo creando una forma de ayuda para las personas que lo pudieran necesitar.

Beatriz Acosta: Sí, yo coincido con todo eso y pienso que a Rurik le hubiera gustado que todos los que deseaban estudiar la licenciatura que él estudió pudieran hacerlo. Pensamos que esta escuela que lo formó a él, ya mis otros dos hijos, puede seguir formando a personas tan buenas como él o mejores.

KYA: Han dejado y seguirán dejando muchas cosas muy buenas aquí en el ITAM. A través de sus hijos como estudiantes y ahora detrás de este esfuerzo que asegurará que más estudiantes puedan dejar su legado.

JM: Ese es el objetivo, que se logre y que de verdad haya muchos actuarios egresados de esta Institución. Ojalá algún día recuerden el nombre de alguien, a quien no conocieron, pero que contribuyó en algo, un poquito. Esta beca es el granito de arena que Rurik aporta para que ellos logren hacer esta licenciatura.

KYA: Un poco que se puede convertir en mucho.

JM: Pues sí, ojalá seamos una punta de lanza, una semilla que fructifique y que mucha gente lo aproveche. Eso es lo que esperamos.

KYA: Tanto en los discursos como en las palabras que su hija me concedió hace rato, hablaron de cómo a su hijo le encantaba estudiar. Además era un hombre que predicaba con el ejemplo, él se exigía mucho, pero también le exigía a sus allegados. Ya conocemos su lado profesional y altruista, pero me gustaría saber un poco más sobre otras facetas. Tal vez  nos puedan contar alguna anécdota divertida, algo que les haya contado que le pasó aquí en el ITAM, no sé, alguna historia.

BA: Rurik no tuvo la cualidad de ser muy sociable, no tenía realmente muchos amigos. Conocía a todos, les hablaba a todos, si solicitaban su ayuda lo hacía con mucho gusto. Sin embargo, no lo consideraban realmente un amigo; era demasiado serio. Rurik siempre fue introvertido, de hecho, recuerdo algo que es increíble. Fue el único alumno de esta Institución que nunca entró a la cafetería. Nunca. Yo no entendía por qué. Por ejemplo, Yazmín me platicaba que iba con sus profesores y amigos a platicar a la cafetería, en fin, ahí se la pasaba. Que Rurik nunca haya entrado a la cafetería me entristecía un poco, obviamente nunca fue una persona popular. Pero bueno, siempre se dijo que las personas que estudian tanto actuaría como matemáticas aplicadas no son precisamente sociables.

KYA: Los programas del ITAM son muy exigentes, desafortunadamente en la vida uno tiene que sacrificar algunas cosas. Sin conocerlo me doy cuenta que él tenía metas muy claras, tal vez tuvo que sacrificar su vida social para lograr otras metas. Yo creo que realmente fue congruente con las ideas que él tenía.

BA: Sí, bastante.

JM: Yo me acuerdo de una anécdota divertida. Estábamos de vacaciones e íbamos hacia la habitación. Apenas acabábamos de llegar al hotel y pasábamos por la orilla de la alberca, no me acuerdo por qué le comenté: “te voy a aventar a la alberca”. Lo cargué, estaba chico todavía, lo cargué y le dije: “te voy a aventar a la alberca”, “no te atreves”, “te voy a aventar a la alberca”, “no te atreves”. Y que lo aviento a la alberca, con todo y ropa, salió todo empapado. Al final corrió hacia la habitación para cambiarse y ya poderse poner un traje de baño. Debe haber tenido unos 12 o 14 años.

KYA: Muchísimas gracias por las palabras. Al final del día, aunque el mérito es principalmente de los hijos, las cosas que logran son gracias a que los padres han sacrificado muchas cosas por ellos. El hecho de que estemos aquí reunidos tiene mucho que ver con todo lo que ustedes hicieron. Muchas gracias por darnos la oportunidad de conocer a su hijo.

Erik Magos

KYA: Ya tuve la oportunidad de platicar con tu hermana y con tus papás. Quiero hacer un poco las mismas preguntas, aunque ya hablaron un poco de la inspiración para crear esta beca y de las cualidades que tenía tu hermano, me gustaría ahondar un poco más en el tema. Cuéntame, ¿cómo fue esta inspiración, cómo fueron las pláticas entre ustedes para crear esta beca , cuál fue la motivación detrás de esto?

Erik Magos: Hemos estado buscando formas de honrar la memoria de mi hermano por la sorpresiva muerte del año pasado, fue un evento muy difícil. Como estamos convencidos que él tenía muchas cualidades, a mi hermana y a mi papá se les ocurrió hacer una beca para honrar su memoria.

KYA: Ya nos platicaba tu hermana algunas anécdotas, nos dejó ver cómo Rurik realmente era un hombre desprendido y con una cercanía a la caridad y a ayudar a otros muy grande. Me gustaría que me compartieras algunas anécdotas divertidas, no sé, alguna anécdota divertida del salón de clase, o en los pasillos, tal vez en casa, algo que nos ayude a conocer otra faceta de tu hermano.

EM: No sé ahorita no recuerdo alguna anécdota así, lo que me gustaría decir es que como gemelos teníamos una relación muy especial. Mi relación con él era muy diferente a la que tengo con mi hermana. Cuando éramos niños, aunque siempre nos decían que éramos idénticos tanto en el aspecto físico como en el de la personalidad, él siempre fue más ingenuo y noble. Por ejemplo, si yo veía que tenía algún problema con algún niño, yo siempre lo iba a ayudar. A mí me veían diferente, o sea, él se veía no maleado. Eso pasó varias veces desde niños, adolescentes, e incluso ya más grandes, creo que esa fue la única diferencia entre él y yo como gemelos.

KYA: Muchísimas gracias por tus palabras y sobre todo, muchas gracias por darnos la oportunidad de conocer a tu hermano y a tu familia. Conocerlos a ustedes a través de este esfuerzo tan bonito que definitivamente se va a multiplicar por muchos años.