Camp de Verano Mad Science en el ITAM

El espacio y más alláPor tercer año consecutivo, se llevó a cabo el Camp de Verano para niños organizado por el ITAM en conjunto con Mad Science, empresa dedicada a promover la experiencia interactiva de los niños con la ciencia y la naturaleza.

El Camp se divide en tres cursos, cada uno con con duración de una semana. En esta ocasión, los cursos fueron Fenómenos Físicos Naturales, Robótica Recargada y El Espacio y Más Allá.

Los niños que asistieron la primera semana, Fenómenos Físicos Naturales, tuvieron la oportunidad de experimentar y conocer los principios físicos básicos, tales como la fuerza de gravedad, la inercia, presión del aire, campos magnéticos y electricidad, así como de encontrar la respuesta a muchas de sus preguntas por sí mismos. Julieta, de 9 años comentó: ”Lo que me impactó más fue la electricidad, había un bola y ponías tus manos ahí y se te levantaba todo el pelo”. Daniel, de 10 años, coincidió: “Lo que más me gustó fue trabajar en la electricidad.”

Durante la segunda semana, los pequeños pudieron aprender sobre los robots seguidores de línea, es decir, un robot hecho a base de un microcontrolador programado. Para construir su propio autómata, utilizaron diversos materiales que van desde llantas y sensores, hasta cristal de cuarzo, diodos, motores de corriente directa, resistencias y transformadores. Sobre esta semana, Regina, de 7 años, comentó que lo que más le gustó del curso fueron las actividades: “Mi parte favorita fue cuando hicimos que un foco prendiera”.

El curso de El Espacio y Más Allá fue igualmente dinámico y enriquecedor para los niños pues se enfocó en los cuerpos que se encuentran en el espacio, sus movimientos, la Tierra y su atmósfera. Además, tuvieron la oportunidad de aprender sobre la investigación y la tecnología desarrolladas en torno al estudio de universo.

Todos los cursos fueron impartidos en la instalaciones del ITAM y al final de cada curso se entregó una constancia avalada por Mad Science y, en el caso de El Espacio y Más Allá, se entregó una avalado por la NASA.

Deja un comentario