La Constitución del 17, imperfecta pero funcional

Conferencia de apertura del primer Concurso Interdisciplinario de Reforma Constitucional



En la inauguración del primer Concurso Interdisciplinario de Reforma Constitucional, Francisca Pou, Héctor Fix-Fierro, Pedro Salazar y Eric Magar, especialistas invitados, coincidieron en que la Constitución mexicana, si bien no es perfecta, ha cumplido con varios de sus objetivos tales como la generación de instituciones y el cumplimiento de las promesas revolucionarias.

Para el Dr. Héctor Fix-Fierro, investigador titular del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, los mexicanos podemos vivir en el marco de la carta magna, pero es necesario que haya cambios profundos: “Las distintas modificaciones han creado una constitución que en lo fundamental está actualizada, aunque es extensa, desordenada y descuidada.”

Dr Héctor Fix-Fierro, investigador titular del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM. FOTO: ITAM
Dr Héctor Fix-Fierro, investigador titular del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM. FOTO: ITAM

Por su parte la Dr. Francisca Pou, profesora de Derecho Constitucional de nuestro Instituto, diagnosticó a la constitución de 1917 como un caso de trastorno disociativo de la realidad: “Tiene rasgos sumamente valiosos que integran, por ejemplo, los más recientes avances en materia de derechos” pero el desafío básico sigue siendo, a su juicio, la implementación. “Vivir en constitución es distinto a tener una constitución”, reiteró la catedrática.

Dr. Francisca Pou, profesora de Derecho Constitucional del ITAM. FOTO: ITAM
Dr. Francisca Pou, profesora de Derecho Constitucional del ITAM. FOTO: ITAM

También recalcó que la realidad social y el texto legal deberían guardar una estrecha relación para crear una buena dinámica, pero al analizar la sociedad mexicana se percibe una gran distancia entre estos dos factores: “Nuestra relación cultural con el derecho permite una apropiación selectiva por parte de la ciudadanía de los contenidos fundamentales de la carta magna. Dado que los contenidos de la ley son problemáticos, la gente puede seleccionar aquellos que aporten mejores cosas para su realidad y esto puede proveerles de las energías necesarias para reclamar sus derechos.” La Dra. Pou consideró que una constitución imperfecta no es una condena automática, pues permite, pese a todo, hacer cosas valiosas.

El Dr. Pedro Salazar Ugarte, director del IIJ-UNAM, propuso realizar un ejercicio de reordenación de la constitución, aunque para ello deben darse las condiciones políticas que permitan llevar a cabo tal propuesta: “No debemos perder de vista que las constituciones son instrumentos tanto normativos como políticos y sin esta dimensión política el texto pierde su sentido”. Para provocar un cambio en el ámbito formal y normativo del texto, debemos buscar que las condiciones políticas sean las adecuadas, reiteró el reconocido académico.

Dr. Pedro Salazar Ugarte, Director del IIJ-UNAM. FOTO: ITAM
Dr. Pedro Salazar Ugarte, Director del IIJ-UNAM. FOTO: ITAM

Finalmente, el Dr. Eric Magar, docente del Departamento de Ciencia Política del ITAM, destacó que la reelección consecutiva de senadores y diputados locales es un buen ejemplo del dualismo de nuestra constitución. Si bien esta reforma concede nuevos derechos a diputados y senadores en funciones, impide al suplente competir en las mismas elecciones pues debe cumplir con la prerrogativa de ser diputado en licencia que busca reelegirse. Al término del acto, los alumnos de Ciencia Política y Derecho del ITAM recibieron la convocatoria del primer Concurso Interdisciplinario de Reforma Constitucional.

Dr. Eric Magar, profesor del Departamento de Ciencia Política del ITAM. FOTO: ITAM
Dr. Eric Magar, profesor del Departamento de Ciencia Política del ITAM. FOTO: ITAM

 

Deja un comentario