Cinco perspectivas sobre la violencia asociada a las drogas

Distintas posturas sobre la violencia asociada a las drogas fueron presentadas en el ITAM con la participación de cinco expertos quienes analizaron desde el punto de vista político, social, internacional, médico y legal este problema.

Los cinco panelistas coincidieron en que la situación mundial de las drogas es sensible y no tiene una solución simple o directa. También apuntaron que las drogas son un factor clave en impulsar la violencia pero no son la causa directa ni el único motivo por el cual esta existe. Por lo tanto, legalizar o despenalizar las drogas no soluciona el problema de la violencia de manera total o inmediata. Otro problema de igual magnitud que acompaña al de legalización de las drogas es el bajo acceso de parte de la población a medicamentos derivados de algunas sustancias prohibidas.

Drogas en la política

El doctor Horacio Vives explicó que las organizaciones criminales en general no se dedican a una sola actividad criminal, sino que mezclan delitos de trata de personas, delitos contra la propiedad, narcotráfico, tráfico de migrantes y fraude fiscal. Calculó la cifra de 28 millones de años de vida perdidos por muertes prematuras o por discapacidad relacionados con las drogas.

Mtro. Raúl Martín del Campo y Mtra. Ariadna Camacho
Mtro. Raúl Martín del Campo y Mtra. Ariadna Camacho. FOTO: ITAM

El Dr. Jorge Carlos Díaz Cuervo presentó una visión general de su investigación. Primero, explicó que cada país tiene una situación muy diferente e, incluso dentro de estos, cada región presenta factores diversos que impactan en la violencia. También comentó que la mayoría de los países que están cambiando las normas que conciernen al uso de las drogas, como Uruguay o algunos estados de Estados Unidos, tienden a la regulación del uso recreativo. Esto tiene como fundamento que los principales beneficiarios del prohibicionismo son el crimen organizado y la industria armamentista.

El Mtro. Raúl Martín del Campo, miembro de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes, propuso que las operaciones contra el narcotráfico fueran a través de estrategias anticorrupción y contra el lavado de dinero. Mencionó que tratar la legalización no ataca el problema desde su causa. Además, presentó una estimación de los costos que podrían aumentar con la legalización, los cuales incluyen atención a problemas de salud, pérdidas de productividad y daños a la salud.

También enfatizó en que la protección a la salud y el bienestar son objetivos fundamentales en esta lucha. Esto incluye garantizar los derechos humanos, el tratamiento y rehabilitación y reducir la oferta ilícita. El tratamiento que propone debe ser accesible y voluntario para las personas que presentan adicción y debe estar enfocado en la reinserción social. Desmintió algunos mitos sobre la marihuana, pues presentó algunas cifras que demostraron que es más adictiva que el alcohol y aseguró que la marihuana medicinal fumada crea muchos más problemas a la salud que los que puede resolver.

Visión médica y legal de las drogas

El Dr. Mario González habló sobre la perspectiva médica del conflicto. Coincidió con los ponentes anteriores en su postura sobre la legalización, debido a la compleja relación entre drogas y violencia. Afirmó que desde la antigüedad los humanos usamos sustancias para la supervivencia. Por ejemplo, si una persona necesita estar despierta muchas horas usará sustancias como café, cigarros, cocaína o anfetaminas para lograr su objetivo; el consumo en ocasiones no sucede porque sea adicta, sino porque la sociedad lo orilla a hacerlo.

Propuso que para atacar las causas sociales del problema deberíamos buscar un ambiente de trabajo más sano, trabajar en la salud mental, trastornos de ansiedad o hiperactividad. Declaró que en México estamos reprobados en salud mental pues se recomienda que el presupuesto asignado a salud mental sea el 10% y no llegamos ni al 2%. Igualmente declaró que generar el tejido social ataca el problema desde su causa.

Dr. Jorge Carlos Díaz y Dr. Mario González
Dr. Jorge Carlos Díaz y Dr. Mario González. FOTO: ITAM.

Finalmente, la Mtra. Ariadna Camacho presentó la perspectiva legal del conflicto. Explicó cómo en México el 40% de los delitos relacionados con drogas son por posesión de 4 gramos o más de marihuana. La mayoría de estos casos no son de distribuidores, entonces en lugar de tratar a estas personas en el sector salud para una adecuada reinserción social se tratan como criminales y van a la cárcel. Esto genera un problema de sobrepoblación en los centros penitenciarios. Ella propuso que las penas por uso de drogas deberían ser diferentes, como apoyar a la sociedad aportando horas de servicio en causas que beneficien a la población.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.