Diego Luna y su película, César Chávez: un padre y un activista

por Alejandro Durán Carreté

DL
El profesor Rafael Fernández de Castro, Diego Luna y el profesor Sergio Silva Castañeda

Ante el entonces próximo estreno de la película César Chávez, Diego Luna se presentó en el ITAM el 24 de abril para proyectar un preestreno de la película que relata la vida del activista estadounidense. La historia, dirigida por Diego Luna, se centra en la campaña del activista en sus primeros años de actividad huelguística y en sus relaciones familiares, así como en sus motivaciones altruistas.

Dentro de la pasión de Chávez por obtener beneficios para sus protegidos campesinos y el deseo de Luna por explicar su historia, la película hizo una gira para su presentación en diversas universidades donde el director se dio a la tarea de promocionar explicando ante el público las razones de esta obra.

Luna ofreció dos entrevistas. La primera fue privada en donde explicó a Anette Ramírez, integrante de la Oficina de Comunicación del ITAM y a Juan Carlos Salamanca, integrante del periódico estudiantil El Supuesto, las razones por las cuales había realizado la película, al igual que comentó los retos que atravesó para lograrla: “…hizo falta un buen trabajo de investigación y de escuchar a la gente…por suerte es un movimiento que sigue vivo…y que a partir de ahí pude ver…”. La segunda entrevista se realizó al terminar la película, ahí se le hicieron diversas preguntas, las cuales abarcaban desde su lucha por arrancar la película en Estados Unidos (a lo que contestó que Hollywood le había cerrado las puertas, mientras que México lo había recibido con los brazos abiertos) hasta una opinión sobre la política de migración de Estados Unidos: “La historia del campo, la falta de una reforma migratoria que recalca la nueva cara de la esclavitud donde 11 millones de trabajadores construyendo un país y que no gozan de los mismos derechos".

Luna declaró, también, que le resultaba muy difícil plasmar la historia de un luchador social con varios matices, así que decidió relatar la historia de un padre y un hijo para destacar los sacrificios del hombre: su familia o su causa. Esta dicotomía se ve en diversas partes de la película, como la del dueño de las fincas,Bogdanovich, en la que se ve su disyuntiva  ante la opción de mejorar su paga o sufrir el boicot organizado por el movimiento de Chávez.

Diego Luna agradeció la asistencia y pidió a los miembros del público que recomendaran su película si es que les había gustado y bromeó que si no había sido agradable para alguien, que no lo comentara hasta que la película estuviera fuera de cartelera.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

OpinaTwitter Facebook_icon