Leo Strauss no fue neocon: Joshua Parens defiende su legado filosófico

Ocho años después de la terminación del gobierno de George W. Bush y aún bajo el impacto de la controvertida guerra de Irak (2003-2011), el Dr. Joshua Parens desmitificó una idea popular durante aquellos tiempos: Leo Strauss fue el ideólogo de cabecera usado para justificar tanto la política exterior estadounidense como las mentiras públicas sobre el uso de armas de destrucción masiva por parte de Sadam Hussein.

 

¿La obra de Leo Strauss inspiró la invasión de Irak?
Mayo del 2003: el presidente Bush anuncia el fin de la operación militar en Irak / Imagen: cortesía de mic.com

 

Durante la conferencia Leo Strauss' thought, its influence on George W. Bush and the U.S. war in Irak, and the consequences for today que tuvo lugar en el ITAM el 1 de febrero de 2016, Joshua Parens criticó las asunciones que algunos académicos hacen sobre el pensamiento del denominado padre de los Neocons.

 

“Leo Strauss no fue el titiritero detrás de la administración de George W. Bush. Los fundamentos de George W. Bush fueron creados por los grandes teóricos de la conspiración”, afirmó.

 

Ante un grupo nutrido de estudiantes, y acompañado por el Dr. Rodrigo Chacón y el Dr. Carlos J. McCadden, el invitado cuestionó la premisa de la obra Embedded, escrita y dirigida por Tim Robbins en 2004, según la cual la obra intelectual del fundador de los neoconservadores moldeó la política exterior y las acciones bélicas durante la presidencia de George W. Bush, una de las más famosas presunciones entre los medios internacionales de la época.

 

leo-strauss-no-fue-el-titiritero-detras-de-la-administracion-de-george-w-bush

 

De acuerdo a Parens, Robbins también sugirió que Strauss hubiera considerado las mentiras sobre las armas de destrucción masiva, utilizadas para justificar la invasión de Irak, como mentiras nobles. Sin embargo, para este académico de la universidad de Dallas, Leo Strauss no habría asumido, en ningún caso, que las mentiras son algo moralmente valioso.

 

El uso político de Leo Strauss

 

Para justificar su afirmación, Parens explicó que los dos clichés más relevantes sobre al pensamiento de Strauss provienen de dos personajes con mucho peso en el mundo político y académico de EEUU. Se trata de de William Kristol, uno de los promotores reconocidos del neoconservadurismo americano, quien es hijo de Irving Kristol, alumno y discípulo de Leo Strauss.

Por el otro lado la postura de Francis Fukuyama, autor de El fin de la Historia y el último hombre, y uno de los detractores de la escuela neoconservadora en el campo de la política exterior. Pese a ello, un reciente texto de este reconocido intelectual público desmiente el supuesto papel de la obra straussiana en el intervencionismo armado de Estados Unidos en Oriente Medio:

 

It should be clear that the Straussian project has no particular implications for contemporary American foreign policy, other than to underline its present moral dilemma. The huge mistakes of recent policy in the Middle East, and prescriptions for future action, were and are almost entirely matters of prudential judgment and interpretations of historically contingent events. Francis Fukuyama. Waltzing with (Leo) Strauss. Disponible en este enlace.

 

Parens sostiene que la doctrina del gobierno de Bush era propensa al idealismo extremista pues la administración creía en “promover la causa de la liberación económica y política”, lo cual puede entenderse como un “necesitamos promover el valor de la  democracia”.

Esta premisa claramente idealista buscaba justificar las acciones del gobierno y vieron equivocadamente en Strauss a un académico que impulsaba el valor de la democracia sobre cualquier mentira.

¿Pero era Leo Strauss un idealista?, ¿buscaba promover en el mundo una democracia liberal? Era todo menos eso. De acuerdo a Strauss la más importante virtud desde la filosofía antigua es la moderación, cuyo significado es idéntico a lo que actualmente llamamos realismo.

Este pensador propugnaba el resurgimiento de la moderación dentro de la política, una postura opuesta a la tendencia actual hacia al exceso, estilo de pensamiento que se fundamenta en autores como Rousseau, Nietzsche y Marx, entre otros.

Joshua Parens
El libro más reciente de Joshua Parens / Imagen: captura de pantalla

Leo Strauss concibió al pensamiento republicano como una crítica al idealismo característico de los jóvenes ambiciosos y no como la justificación de cualquier medio -de las armas a la guerra-  para obtener la victoria, dijo el invitado.

Otros autores han cuestionado también la presunta paternidad neoconservadora de Strauss o sus vínculos con una tendencia que pasó de las facultades al poder político durante la cuestionada administración de George W. Bush. Destacan, en este sentido, obras como  The Truth about Leo Strauss: Political Philosophy and American Democracy, escrita por Catherine H. Zuckert y Michael P. Zuckert.

 

Joshua Parens y sus perspectivas sobre Leo Strauss

 

Poca es la obra de Parens traducida al español. Sus textos en inglés versan sobre asuntos de filosofía clásica y medieval con algunas incursiones en problemas actuales como el predominante enfoque multiculturalista de la academia estadounidense, un artículo disponible en varios repositorios digitales.

 

Joshua Parens sobre Leo Strauss
Para leer el texto completo, da clic en la imagen

 

En su biblioteca en línea, el ITAM conserva un texto de este académico radicado en Texas que pone en contexto la tradición occidental y su relación con el pensamiento islámico durante la Edad Media, ensayo esencial para entender los campos de  investigación que sigue Parens así como sus posiciones y debates con otros especialistas como Dimitri Gutas.

Deja un comentario