¿Será Trump el tercer presidente de EU en enfrentar impugnación?

El ambiente político que se vive en Estados Unidos a un año de las elecciones presidenciales acaba de volverse más tenso con la posible impugnación del actual presidente Donald Trump. La impugnación es el primer paso en la revocación de mandato de un presidente, y Trump se encuentra en ella debido a la reciente situación en la que se le acusa de coludir con el presidente Ucraniano Volodymyr Zelensky para obtener información acerca de Joe Biden, su principal rival en las próximas elecciones. Por eso, el Departamento Académico de Estudios Internacionales del ITAM organizó una charla en la que el Dr. Dennis Plane, experto en política americana, expuso los efectos que tendría la impugnación en las elecciones presidenciales. 

Visión bipartita de Estados Unidos

El Dr. Plane comenzó señalando que Estados Unidos se encuentra en un estado nunca antes visto de polarización en términos de opinión pública y en el congreso. Ya no solo se trata de polarización sino de un tribalismo en el que demócratas y republicanos no solo se interesan en lo que defienden sino en hacer que su postura sea la ganadora. Ganar se vuelve más importante que tener buenas políticas. 

El Dr. James Robinson, moderador del evento sobre la impugnación de Trump
El Dr. James Robinson, moderador del evento, comenta sobre las afirmaciones del Dr. Dennis Plane. FOTO: ITAM

Se viven tiempos extraordinarios en la percepción de la verdad, pues Donald Trump ha sido insistente desde su toma de protesta en que los medios manipulan o son engañosos en cuanto a la información que presentan. A partir de esto han surgido medios independientes y redes sociales -principalmente Twitter- como fuentes alternativas de contenido e información; sin embargo, en muchas ocasiones es muy difícil autenticar estas fuentes. De acuerdo al Washington Post, desde que Trump asumió la presidencia, ha hecho más de 13,000 declaraciones engañosas; por eso, el incremento en “hechos alternativos” ha sido descomunal.

 

Factores que contribuyen a la reelección de Trump

Otro factor importante es que EU actualmente se encuentra en la mayor expansión económica de su historia. Bajo el mandato de Trump se ha tenido la menor tasa de desempleo de los últimos 50 años. Todos estos factores complican la posible impugnación de Trump y agregan incertidumbre al resultado de las elecciones del 2020. 

Respecto a dichas elecciones, Plane asegura que sigue siendo muy pronto para determinar resultados. Sin embargo, declaró que hasta este momento, estadistas de Las Vegas creen que Trump tiene aproximadamente un 40% de posibilidad de ganar la reelección. Esta probabilidad es tan grande pues el colegio electoral, que decide quién será presidente, se inclina a su favor ya que se le da una ventaja desproporcionada a estados con poblaciones pequeñas (que tienden a ser republicanos).

También contribuye el hecho de que los republicanos del congreso continuarán apoyando a Trump, pues aprueban los resultados que ha entregado. Ejemplos de lo anterior son la presión a migración y a las llamadas “ciudades santuario”, la creación de un ambiente agradable para los negocios, el hecho de que se opone al cambio climático, la limitación a regulaciones propuestas por Obama, sus regresiones en temas sociales como los derechos de homosexuales y el aborto. 

Por otro lado, hay evidencia que respalda la improbabilidad de que Trump gane. En el voto popular, se encuentra debajo de Biden por un 17% aproximadamente, lo cual es una gran diferencia. En la boleta general, pierde por un 5% aproximado. También es improbable que gane porque los americanos están hartos del gobierno. Las encuestas señalan que el 23% de la población cree que el principal problema que enfrenta el gobierno es el gobierno mismo. Por último, históricamente, los demócratas han tenido mayor aprobación. 

 

¿Impugnación inminente de Donald Trump?

El Dr. Plane dijo que hay estudios que muestran que el 48% de la población estadounidense quiere impugnar a Trump. Con la presión creciente de los demócratas para lograr la impugnación, el debate no consiste en si será impugnado o no, sino si también será forzado a la revocación de mandato. Sin embargo, la probabilidad de revocar a Trump a través de la impugnación es baja. Un factor decisivo es que los republicanos del congreso serán los encargados del juicio de impugnación, por lo que tratarán de hacerlo tan caótico como puedan para los senadores demócratas que también están en la carrera. 

Con la contradicción de que es probable e improbable que Trump gane, solo se puede concluir que el proceso todavía es muy indeciso. Los demócratas tienen 14 candidatos y están lejos de elegir uno que los represente, además de que varios son relativamente desconocidos para la población. Una vez que los demócratas reduzcan sus opciones, los republicanos atacarán. En la historia de Estados Unidos nunca se ha dado una impugnación al mismo tiempo que unas elecciones, por lo que los distintos actores, tanto candidatos como votantes, no sabrán cómo actuar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.