Posgrado en Estados Unidos: Cómo y dónde maximizar el valor de un posgrado en el Estados Unidos

Un posgrado en Estados Unidos. Esta ha sido, por años, la alternativa de muchos estudiantes para mejorar su capital social y cultural en el competido mercado del conocimiento. La meta es conseguir un puesto de trabajo bien remunerado en la gestión/dirección de la empresa o en el aparato de Estado, cuyo acceso queda reservado a aquellos que probaron sus habilidades en los lugares de sociabilidad y aprendizaje de las élites mundiales. Pero en este combate por la excelencia, cada vez hay más competidores. En un mundo globalizado, las reglas para el ascenso social se complican:

 

posgrado en Estados Unidos
La universidad como culminación de la meritocracia / Imagen: @Peter (CC)

 

Las clases acomodadas saben que es mucho más difícil que antes reproducir sus condiciones de vida, que los puestos de élite van a ser menos en el futuro y que quienes no estén situados en los estratos adecuados lo van a pasar bastante mal, por lo que están educando a sus hijos para que aprendan idiomas con el acento correcto, se formen en centros de élite que les permitan el acceso a los espacios que les aseguren prestigio y relaciones.  Esteban Hernández. La guerra de clases en la educación. El Confidencial.

En este panorama, repleto de incertidumbre y tensión, es normal que muchos egresados del ITAM se planteen completar sus estudios con un posgrado en Estados Unidos u otros países de Occidente para competir, en mejores condiciones, en un mercado laboral que exige un alto nivel de integración internacional. Aunque la opción de cursar una maestría o un doctorado en la vecina nación es, en principio, más que atractiva, muchas veces los costos son demasiado altos y los beneficios distan de ser claros.

 

Simon Business School posgrado en Estados Unidos
Para acceder al sitio web de la Simon Business School, clica en la imagen

 

El doctor Andrew Ainslie, decano de la Escuela de Negocios de la Universidad de Rochester, lideró un conversatorio para estudiantes del ITAM enfocado en proveer información sobre las oportunidades de posgrado en Estados Unidos. El doctor Ainslie fue acompañado por Diego Domínguez, actual jefe del Departamento Académico de Economía del ITAM y doctor por la misma Universidad de Rochester.

 

Posgrado en Estados Unidos: la oferta y la diversidad en Rochester

 

Ainslie se enfocó en describir las generalidades de la oferta de posgrados en Estados Unidos para centrarse, a posteriori, en el programa de la escuela de negocios de Rochester, formalmente conocida como Simon Business School.  Una maestría en Economía, un doctorado en Economía, un MBA (maestría en Administración de Empresas) y un doctorado en negocios forman el corazón académico de sus posgrados.

Cada una de estas opciones tiene sus diferencias en duración, contenido académico, costo y requerimientos generales para ser admitido.

 

 

Posgrado en Estados Unidos: es el momento del MBA

 

El doctor Ainslie cree que es un gran momento para hacer un posgrado en Estados Unidos, sobre todo en una de las áreas más demandadas, las maestrías en Administración de Negocios:

 

“El MBA ha cambiado mucho durante los últimos 25 años. Ahora mismo existen demasiados programas, lo cual ha incentivado la competencia tanto en precios como en becas, mientras se ofrece un mayor valor para los estudiantes”.

 

Vista aérea del campus de Rochester / Imagen: cortesía de la Simon Business School

 

El doctor reconoció que las tensiones políticas actuales han disminuido el interés por estudiar en Estados Unidos. Sin embargo, la Universidad de Rochester se ha enfocado en ofrecer un alto nivel de ayuda financiera para sus estudiantes extranjeros. Su maestría cuenta con apoyos de becas y asistencia financiera que han contribuido a aminorar su impacto económico, de tal forma que el costo real de estos estudios ha disminuido casi en un 50 %.

El MBA, afirmó, continúa siendo valorado por empresas de todo el mundo, razón por la cual una mayoría de los estudiantes experimentan un aumento de salario considerable al terminar el programa. Un aspecto que lo diferencia de los clásicos programas de maestría, donde no se observa un cambio tan significativo en salarios al terminar el programa. Un detalle importante es que las universidades esperan que los alumnos tengan alrededor de cinco años de experiencia laboral previa para considerar la admisión a sus programas para administradores, gestores  o directivos de corporaciones diversas.

 

¿Qué programas tienen el mayor valor?

 

Por otro lado, el decano Ainslie cree que, considerando los costos y beneficios de estos programas, no es el mejor momento para realizar una maestría en economía en el circuito de universidades de la primera potencia mundial. 

 

Imagen original: Department of Computer Science NTNU (CCC)

 

El Dr. Ainslie propone a los estudiantes la alternativa de ser pacientes, formarse en el terreno profesional y hacer un MBA o doctorado cuando se sientan suficientemente preparados. De acuerdo con sus estudios, la maestría en Economía no genera diferencias significativas en los salarios de los egresados. Y los costos no son pecata minuta: una maestría de doce meses cuesta, en promedio, unos 45.000 dólares, sin contar el costo del alojamiento y la manutención, con lo cual el dinero destinado a la consecución de tan ambiciosos objetivos rebasa, muchas veces, el millón de pesos. Siempre que el tipo de cambio no empeore…

Si hablamos de una completa formación académica en el ámbito de la docencia, la empresa o el alto funcionariado, el director de Simon Business School cree que la alternativa más atractiva realizar para un posgrado en Estados Unidos es el doctorado en Economía o en Negocios. El doctorado en economía es un programa muy riguroso y matemático. El doctorado en Negocios es un programa más diversificado, que cubre todas las ramas del conocimiento, donde se juntan una gran variedad de estudiantes que van desde psicólogos hasta economistas.

Este programa tiene muchas ventajas monetarias ya que, además de las becas y las ayudas de financiamiento, los candidatos reciben un estipendio. El doctor Ainslie cerró su intervención insistiendo en el punto clave de su plática:  lo más importante es ser paciente para buscar la escuela y el programa apropiado y así sacar el mayor provecho al posgrado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.