Los retos de la programación en México: Freddy Román

La programación es una de las herramientas del futuro. Freddy Román Cepeda, alumno de Ingeniería en Computación y Matemáticas Aplicadas en el ITAM, ha logrado desarrollar sus habilidades al grado de destacar en concursos internacionales.

Empezó a programar a los 12 años de manera independiente, pero su programación no estaba dirigida a ningún propósito. Durante sus estudios de preparatoria, tuvo la oportunidad de participar en la Olimpiada Mexicana de Informática (OMI) y logró llegar a la competencia nacional. Tras esta experiencia, se dio cuenta de que disfrutaba mucho la programación competitiva. Desde entonces participa apoyando cada edición de la olimpiada y preparando a los programadores que representan a México.

Freddy llegó al ITAM por el concurso Coding Rush, gracias al cual obtuvo una beca académica. Coding Rush es un concurso organizado por el Departamento Académico de Computación del ITAM y apoyado por alumnos de ingeniería quienes preparan las clases y  retos para los asistentes. Durante sus estudios, Freddy colaboró en distintas oportunidades con la organización de este evento. Considera que todos los organizadores están muy motivados por enseñar a los aspirantes a que ellos son capaces de estudiar Ingeniería en Computación.

Asimismo, Román considera que este certamen es una buena introducción a los concursos de programación y puede esclarecer las dudas para quienes consideran estudiar computación, además de que brinda la posibilidad de ganar una beca. Durante su carrera en el ITAM, Freddy y su equipo lograron participar dos veces en torneos  internacionales de programación y consiguieron el mejor lugar de nuestro país.

 

Freddy Román Cepeda y la programación
Freddy Román Cepeda / Imagen: @ITAM

 

El panorama de la programación en México

 

“Los mejores programadores son matemáticos”, afirma Freddy, quien piensa que la programación refleja de manera visual el trabajo de un matemático. También opina que México y Latinoamérica tienen un largo camino que recorrer para ser potencias en programación. Desde su perspectiva, el problema es que no se le apuesta a las matemáticas, sino a la programación por sí misma sin ahondar en la estructura de pensamiento que requiere.

Justifica esta idea porque su desempeño en los concursos fue el mejor de México, pero afirma que ni siquiera estuvo arriba de la media internacional. Por otra parte, considera que es necesario el apoyo de los alumnos con experiencia en concursos para motivar a los nuevos participantes y utiliza de ejemplo países como China y Rusia, potencias en programación, que tienen sus propios campamentos donde se cumple este propósito.

 

El futuro de Freddy en Microsoft

 

Freddy tiene amigos mayores de la olimpiada que trabajan para diferentes compañías, de quienes escucha cuáles son las mejores compañías para obtener empleo. Por eso, él mismo tomó la decisión de trabajar en Microsoft, con esa meta en mente fue a solicitar un empleo en esa compañía. Asegura que en las entrevistas de reclutamiento le ponían problemas muy parecidos a los retos que se resuelven en los concursos de programación, así que se mostró más que preparado para la evaluación in situ.

Hizo un verano en Microsoft y estuvo 12 semanas trabajando en un proyecto de impresión 3D. Dado el volumen finito de la impresora, él tenía que eficientar cada lado para imprimir el objeto. El producto que desarrolló es hoy en día parte del software de impresión 3D en cualquier dispositivo Microsoft. Finalmente, asegura que en el verano de 2017 tuvo la oportunidad de ser asesorado por gente muy capaz de la compañía en la que trabajará después de titularse. Son las ventajas de las licenciaturas ITAM:

 

La actualización es importante en toda carrera, pero en las ingenierías del ITAM es norma. Explica Ana Lidia Franzoni que los profesores realizan investigación de vanguardia y son ellos mismos los que traen estos conocimientos a las aulas para que los demás profesores y alumnos los integren en su aprendizaje. El mismo plan de estudios se fusiona con la base de conocimientos de los estudiantes y todo ello les sirve para su posterior desarrollo profesional. Como bien señala Ana Lidia Franzoni, no ofrecen conocimientos canónicos, sino que capacitan a los futuros ingenieros en la resolución de problemas y en el aprendizaje de herramientas tecnológicas más allá de su carácter instrumental.

Un enfoque que puedes profundizar en este artículo de Mundo ITAM.

 

Dra. Ana Lidia Franzoni: “Las herramientas tecnológicas rompen paradigmas”

Un comentario Agrega el tuyo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.