Dra. Ana Lidia Franzoni: “Las herramientas tecnológicas rompen paradigmas”

Ana Lidia Franzoni se convirtió en lo que es hoy gracias a un azar del destino. Su decisión de estudiar Ingeniería en Computación tuvo más de intuición inmediata que de meditada racionalización. Cuando llegó a inscribirse al ITAM, ella estaba decidida a estudiar Contaduría Pública, pero en las oficinas de Río Hondo le dieron la ficha para inscribirse y, mientras estaba llenando la solicitud, vio que abajo de contabilidad estaba una carrera enfocada al “estudio de metodologías y de tecnologías que permiten llevar a cabo estas tareas de manera eficaz y eficiente”. La curiosidad le ganó y eligió esta última.

 

Ana Lidia Franzoni en el ITAM
Ana Lidia Franzoni en el acto de presentación del CMMI V2.0 / Imagen: cortesía de temachtiani.com.mx

 

Al regresar a su casa le dijo a su mamá que iba a estudiar Ingeniería en Computación. Aunque nadie en su familia entendía demasiado bien el sentido de aquella licenciatura, Ana Lidia Franzoni tuvo claro desde el primer día que aquella era una carrera con gran futuro. Así dio sus primeros pasos como ingeniera. La mejor decisión de su vida, afirma convencida, pues esta licenciatura crea los pilares de una profesión exigente.

Sus egresados siempre deben estar a la vanguardia, todo el tiempo hay muchas cosas que aprender y el conocimiento nunca es estático. Una perspectiva plural que aplica también en su caso pues su mismo curriculum es ejemplo de ello.

“Los ingenieros pueden trabajar en todos los ámbitos. Crear productos y servicios o dedicarse a la industria de los videojuegos. Como ingeniero en computación puedes trabajar en cosas divertidas. Y no solo se divierten, también le pagan muy bien por ello.  Independientemente de la ingeniería que estudies, encuentras trabajo porque todas las empresas necesitan de la infraestructura tecnológica y es ahí donde entran los ingenieros. Ofrecen respuestas para posicionar una industria o para apoyarla en su transformación digital”.

Como mujer, también le parece que es una carrera muy flexible. Quienes trabajan en una empresa tienen la oportunidad de hacerlo en remoto desde su casa, pues la tecnología que hay actualmente permite el acceso desde cualquier parte con una buena conexión a internet.

Cuando eligió el ITAM para cursar sus estudios, la principal razón de Ana Lidia Franzoni fue que el Instituto le quedaba muy cerca. Además, sus hermanos mayores estudiaron en el campus de Río Hondo y sabía, por tanto, que la calidad educativa estaba garantizada. Así que, sin importar la carrera concreta, el valor de la enseñanza, la capacidad de los docentes y el compañerismo de los alumnos crearon el ambiente ideal para su formación.

Ana Lidia Franzoni y la tecnología educativa

Su tema recurrente de investigación es la aplicación de la tecnología en la educación, o la Tecnología Educativa (TE). Ana Lidia Franzoni estudia “una de las temáticas emergentes en la investigación internacional”, es decir, las propuestas y mecanismos para aplicar “las TIC en la enseñanza superior” y evaluar “su incidencia sobre los métodos pedagógicos”. Su pasión ha hecho del ITAM una institución de primera línea en este tema, pero su participación como alumna y docente del Instituto le abrió otras puertas en organismos fundamentales de innovación, como la Asociación Nacional de Instituciones de Educación en Tecnologías de Información (ANIEI), institución encargada de acreditar los programas del ITAM.

Tras escribir varios artículos, es un autoridad reconocida en disrupción educativa. Mientras la invitan a conferencias y seminarios, sigue trabajando en proyectos de colaboración con la SEP para incidir en el tema más importante: cómo podemos integrar la tecnología en las aulas de los pequeños y verificar si podemos cambiar la manera en la que estamos acostumbrados a aprender.

“Todo el mundo está preocupado del efecto que tendrá la tecnología en la educación y lo cierto es que los conocimientos que necesitan pueden conseguirlos de manera inmediata, aunque quizás no sea la más correcta. Esto cambia la manera de pensar de los estudiantes y eso debería cambiar la manera de enseñar de los docentes. Son un conjunto de cosas que deben aprenderse, incluyendo la capacitación para utilizar las nuevas herramientas y el análisis de los resultados de su utilización para confirmar que están funcionando”.

Ana Lidia Franzoni piensa que por el momento es difícil medir si la tecnología ayudará a que aprendamos más o menos, pero está convencida de que la tecnología es un motivador, es decir, algo que te impulsa a pensar y hacer  cambios estratégicos.

El mundo está cambiando, y los principales negocios de la actualidad, como Uber, Airbnb, Amazon o Facebook, se basan en algoritmos que conectan a gente que ofrece un servicio con clientes que lo necesitan. Para la Dra. Franzoni, Ingeniería en Computación sigue siendo una carrera del futuro que ofrece muchas oportunidades de aprendizaje.

“Las grandes compañías tecnológicas están buscando talento en todas las universidades, están captándolos desde que son muy jóvenes, así, en cuarto semestre invitan a los mejores alumnos a hacer intenrships con todo pagado. Trabajas con un senior, regresas a México, te vuelven a invitar para hacer algo distinto y te adaptes en alguna área. Para el tercer verano ya están firmando contrato en la empresa, y eso no pasa en todas las carreras, pero sí sucede en las ingenierías”.

Por su enfoque, sus rasgos y sus expectativas en el mercado laboral, puede considerarse una de las carreras más prometedoras del mundo académico.

La misma Dra. Franzoni habla de la aplicación de la tecnología en el mundo educativo en esta entrevista.

Ana Lidia Franzoni: compromiso con el ITAM

Ella es buen ejemplo de este aprendizaje continuo. Dio clases en el ITAM desde el segundo semestre de la carrera, también dictó cursos de computación en una preparatoria cuando aún no había centros de cómputo, pero ella formó el primero e inició este tipo de clases prácticas, hoy tan comunes. Al terminar la carrera el ITAM, le dieron la oportunidad de impartir una materia (Ingeniería, Computación I y II), aunque antes ya había participado en laboratorios ayudando a otros estudiantes.

Luego se convirtió en coordinadora de la Maestría en Tecnologías de Información y Administración (MTIA) y ejerció de profesora de tiempo parcial en ese posgrado. Más tarde, se incorporó como profesora de tiempo completo del Departamento Académico de Computación del ITAM.

Ana Lidia Franzoni

Después la invitaron a ser directora de un programa que se fue construyendo a partir de dos divisiones académicas del ITAM, la de Ingeniería y la de Administración y Contaduría. Ambas lanzaron el programa de Ingeniería en Negocios y la invitaron a dirigir una especialidad que se funda “en un entendimiento integral de la empresa (estrategias, procesos, sistemas/recursos humanos, finanzas, entre otras), reforzado por el dominio de técnicas y métodos cuantitativos y de las ciencias sociales”. Hoy en día, Ana Lidia Franzoni dirige la carrera de Ingeniería en Computación del ITAM y es directora interina de los programas de Ingeniería en Mecatrónica y Telecomunicaciones

La actualización es importante en toda carrera, pero en las ingenierías del ITAM es norma. Explica Ana Lidia Franzoni que los profesores realizan investigación de vanguardia y son ellos mismos los que traen estos conocimientos a las aulas para que los demás profesores y alumnos los integren en su aprendizaje. El mismo plan de estudios se fusiona con la base de conocimientos de los estudiantes y todo ello les sirve para su posterior desarrollo profesional. Como bien señala Ana Lidia Franzoni, no ofrecen conocimientos canónicos, sino que capacitan a los futuros ingenieros en la resolución de problemas y en el aprendizaje de herramientas tecnológicas más allá de su carácter instrumental.

Gracias a este enfoque, sus fundamentos no colapsan si cambian las herramientas, pues la flexibilidad aprendida permite que sean capaces de adaptarse a las nuevas herramientas. Así están pensados los programas de Ingeniería del ITAM.  Otro factor a tener en cuenta es que los profesores están investigando continuamente cuáles son las nuevas tendencias para traerlas a las aulas para que los estudiantes puedan conocerlas in situ. Así, cuando salgan a la vida laboral, puedan aplicar lo que ya estuvieron haciendo en las materias.

Cómo son los alumnos y los profesores de Ingeniería en Computación

Los ingenieros tienen características que los distinguen del resto de alumnos. Los que se especializan en computación son realmente apasionados, les encanta estar detrás de una computadora resolviendo algoritmos, haciéndolos más eficientes y tratando de aprender otros lenguajes de programación,  mientras integran nuevos conocimientos que resuelvan los males del mundo. No siempre son los más sociables, advierte Ana Lidia Franzoni, ya que suelen ser introvertidos, pero siempre están pensando en resolver problemas mediante nuevas aplicaciones que faciliten la vida de todos.

Son personas que gustan de compartir el conocimiento con sus compañeros y profesores, aunque amplían su círculo a compañeros de otros programas para crear alguna empresa emergente, innovar productos y pensar en la forma de ayudar a México.

Los profesores del ITAM han realizado notables aportaciones en temas como inteligencia artificial, blockchain, seguridad informática, telecomunicaciones o en la revolucionaria propuesta de nueva señal de internet, denominada LiFi, incluyendo proyectos para obtener internet a través de protocolos como el IPV6 o la explotación de distintas radiofrecuencias. Toda la investigación es de vanguardia pues se aportan soluciones para mejorar la sociedad.

Las diferencias entre computación, telecomunicaciones y mecatrónica

Como bien resalta Ana Lidia Franzoni, cada ingeniero se especializa en cosas distintas. Los de computación saben tanto de hardware como de software y su función es resolver problemas de todo tipo en una empresa. Les gustan las aplicaciones móviles, la seguridad informática, el internet de las cosas, las cadenas de blockchain, o la búsqueda de soluciones a las necesidades que surgen.

Los ingenieros mecatrónicos se enfocan en la mecánica de computación y en la electrónica, así como en la automatización de procesos industriales. Les interesa la robótica o la creación de nuevas máquinas que resuelvan problemas distintos en distintas industrias. Y su obsesión es mejorar los medios de transporte.

Los robots invaden el ITAM

En telecomunicaciones, los egresados se encargan de trasmitir información de un lugar a otro y de saber si la mejor opción para ello es a través de satélites, de microondas o de fibra óptica. Otra de sus preocupaciones es hacer que tengamos internet en nuestros teléfonos.

Son esa gente desconocida que evita que nos quedemos sin internet y que garantiza que podamos enviar voz, datos e imagen de un lugar a otro de la tierra sin peligrosos cortes e interferencias. De ellos depende la correcta transmisión de la información.

“En el ITAM tenemos un tronco común entre ellos. Hay problemas que tienen que ver con más de una ingeniería, y en el ITAM puedes estudiar ingenierías juntas o con otros programas, para resolver problemas más complejos. Estudiar programas conjuntos da una ventaja competitiva al alumno pues al terminar la carrera competirás contra gente de todo el mundo".

Recuerda Ana Lidia Franzoni que “en las ingenierías del ITAM todo es muy personalizado. Cada uno de los estudiantes tiene un perfil diferente y el mismo alumno va encaminándose hacia sus temas de interés”.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.