Tareas de la ciencia política ante un mundo polarizado: Adam Przeworski en el ITAM

“Hoy los intelectuales estamos buscando el sentido en las cosas”, afirmó, un punto autocrítico,  el profesor Adam Przeworski en su conferencia ante el público que abarrotaba el auditorio principal del ITAM. Para uno de los politólogos más importantes de la historia reciente, catedrático en la Universidad de Nueva York, la ciencia política no está generando las respuestas adecuadas y consistentes a los problemas de la actualidad. Desde 2016, con los sucesos del Brexit y la victoria electoral de Donald Trump, el viejo marco teórico se vio rebasado por “el avance de la extrema derecha” causando una crisis existencial en la ciencia política que dejó a muchos académicos sin una clara explicación para estos fenómenos.

Esta fue una de las reflexiones de Adam Przeworski durante las conferencias de celebración de los 25 años de la carrera de Ciencia Política en el ITAM. Este reconocido politólogo polaco-estadounidense se ha convertido en una referencia fundamental en esta área de estudios. Desde finales de los setenta, sus reflexiones sobre el vínculo entre socialismo y democracia, así como  sobre el efecto de la desigualdad en los regímenes políticos, se han diferenciado de la tradición politológica más formalista predominante en Estados Unidos. Uno de sus libros más recientes, Qué esperar de la Democracia. Límites y Posibilidades de Autogobierno, reflexiona sobre la compleja coexistencia de una democracia electoral en un marco de creciente desigualdad económica y social.

En su conferencia, el intelectual polaco retomó su largo análisis sobre el cambio de dinámicas electorales en las democracias avanzadas. Adam Przeworski resaltó que se puede observar un aumento en la polarización política y la pérdida de la confluencia centrista que era habitual en las últimas décadas. Esta coyuntura ha generado un gran desconcierto entre los politólogos, algo que también reafirmó la profesora Beatriz Magaloni, ponente en la misma conferencia. La exdirectora de la Licenciatura en Ciencia Política del ITAM remarcó la crisis existencial que vive la carrera en este contexto de incertidumbre, un aspecto que conoce a fondo por su desempeño como profesora e investigadora en la Universidad de Stanford y directora del Laboratorio de Pobreza, Violencia y Gobernanza en esta misma institución.

Adam Przeworski, la polarización y la desigualdad

 

Przeworski destacó el hecho  que en los últimos años la derecha extrema ha surgido como un medio de protesta frente a la liberalización en ciertos temas sociales y la creciente desigualdad económica en el mundo occidental. Para este académico , la polarización política, provocada la extrema derecha y su ideología xenófoba, provoca una pregunta necesaria: ¿Por qué, después de tantos años de consolidación democrática, ciertos países están regresando a ideologías de corte fascista?

Przeworski plantea diferentes hipótesis de porqué está ocurriendo esta revolución antidemocrática en países que eran considerados líderes de la democracia. Un factor muy importante sería la desigualdad económica combinado con bajos salarios estancados. Una de las gráficas más impactantes de la presentación mostraba cómo la productividad del trabajador desde 1970 ha aumentado en forma exponencial mientras su salario es exactamente el mismo. Esto ha causado un deterioro de las expectativas por parte de la población en países desarrollados, como Estados Unidos, y este fenómeno también se observa en México.

En otras palabras, las generaciones actuales creen que sus hijos tienen menos oportunidades que ellas y probablemente tendrán nivel más bajo de bienestar que sus padres. Paralelo a este deterioro, está el aumento en la desigualdad. En los últimos 30 años, esta ha aumentado en prácticamente todos los niveles de ingreso en los Estados Unidos. Hasta dentro del 1% de la población de perceptores de ingresos, el .1% más bajo ha crecido a un nivel mucho más acelerado que el resto del 1%.

Aunque parece un factor esencial en el deterioro democrático, Adam Przeworski no cree que esto sea la explicación definitiva de la polarización política. En muchos países, como Estados Unidos, el sistema partidista se ha desintegrado y ha pasado de un sistema trimodal a uno bimodal, en el que chocan cada vez más violentamente la izquierda y la derecha extrema. Entre más se polarizan estos grupos políticos, más florecen los resentimientos extremos, como por ejemplo el racismo “en forma de políticas migratorias restringidas”.

¿Es suficiente decir que el rencor y el racismo provienen solamente de la polarización política? El autor de Democracia y Desarrollo, ofreció dos conclusiones distintas. Por un lado, si aceptamos el determinismo económico, podemos pensar que con mejoras económicas desaparecería el racismo pero, por otro lado, podría ser que la raíz humana del racismo imposibilite este optimismo.

libro de Adam Przeworski
Democracy and Development: un libro clásico de Adam Przeworski

La Profesora Magaloni tampoco tiene una explicación racional para esta explosión de sentimientos extremistas. Según la académica de Stanford, es necesario cambiar nuestras percepciones de la democracia para entender mejor el resurgimiento de este renovado resentimiento. Esta perspectiva se basa en la idea que la ciencia política, por su propia esencia, no puede dar una explicación integral a fenómenos que acontecen hoy en el mundo de la política. Remarcó que la ciencia política está restringida por su propia naturaleza y necesita de otras ciencias sociales, como la psicología y la economía para comprender un problema multifactorial. Para concluir,  Magaloni vislumbró un futuro humanístico donde las ciencias sociales se complementen, en vez de dividirse, con áreas como la economía y la política. Bajo este nuevo paradigma, el estudio de las ciencias sociales evolucionaría para dar lugar a una nueva disciplina que permita entender los fenómenos sociales estudiados de un punto de vista holístico.

Deja un comentario